gotquestionsGRIS.jpg

¿Qué significa ser transformado por la renovación de la mente?

Respuesta

La frase "transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento" se encuentra en Romanos 12:2.  El capítulo 12 marca la transición en esa epístola de la enseñanza teológica del apóstol Pablo a su enseñanza práctica.  El libro de Romanos es probablemente lo más parecido en la Biblia a una teología sistemática.  Pablo no fundó la iglesia en Roma, pero tenía toda la intención de visitar esa iglesia en su camino a España.  Como resultado, Pablo escribió esta epístola como una forma de presentarse a esa congregación y darles una visión general del evangelio y lo que significa en las vidas de los creyentes.

Después de enseñar la gran doctrina con respecto al evangelio de la justicia de Dios que es nuestra por medio de la fe en Cristo en Romanos capítulos 1-11, Pablo comienza a exhortarnos a vivir piadosamente.  ¿Cómo vamos a vivir a la luz del poder salvador del evangelio?  Eso es lo que Romanos 12-16 propone enseñar.  La sección práctica de Romanos comienza con un gran "Así que,".  Al ver todo lo que Dios hizo por nosotros, por lo tanto, viva así.  La primera de las grandes exhortaciones de Pablo es renovarse en su mente:

"… hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.  No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta." (Romanos 12:1-2).

La frase "las misericordias de Dios" se refiere a todo lo que ha precedido en los capítulos 1-11.  La exhortación que Pablo presenta es que desde que hemos sido los receptores de gracia de las grandes misericordias de Dios, debemos ser "sacrificios vivientes" para Dios.  ¿Cómo hacemos esto?  Somos sacrificios vivos a Dios al no conformarnos con este mundo, sino al ser transformados por la renovación de nuestro entendimiento (mente).

Esta exhortación realmente sirve como un resumen de todo lo que sigue.  Un sacrificio vivo a Dios es aquel que no se adapta, sino que se transforma.  No debemos conformarnos con este mundo.  Pablo usa la palabra mundo aquí para referirse al espíritu de la época.  En otras palabras, el mundo se refiere a la cosmovisión popular que rechaza a Dios y su revelación.  Como incrédulos, estamos naturalmente conformados al mundo (Efesios 2:1-3).  Como creyentes, ya no estamos conformados con este mundo porque ya no pertenecemos al espíritu de esta era.  Hemos sido trasladados del reino de las tinieblas al reino del amado Hijo de Dios (Colosenses 1:13).  Por lo tanto, en vez de continuar conformándonos a este mundo, debemos ser transformados renovando nuestro entendimiento (mente).

Es interesante notar que Pablo dice que debemos ser transformados por la renovación de nuestro entendimiento (mente).  La mente es la clave de la vida cristiana.  La razón por la cual los no cristianos no responden a la verdad cristiana es que no pueden discernir la verdad espiritual (1 Corintios 2:14).  El evangelio es un llamado para que el incrédulo se arrepienta de su pecado y abrace a Cristo por la fe.  La palabra griega traducida "arrepentimiento" lleva la idea de un cambio de opinión.  Nuestro pensamiento debe ser cambiado (transformado) de modos de pensar viejos e impíos en nuevas y piadosas formas de pensar.  Lo que sabemos en nuestras mentes de ser verdadero forma una convicción en nuestros corazones de esa verdad, y esa convicción en nuestros corazones se traduce en acción.  Por lo tanto, primero debemos renovar nuestras mentes.

La única manera de reemplazar el error de la forma de pensar como el mundo es reemplazarlo con la verdad de Dios, y la única fuente infalible de la verdad de Dios es su palabra revelada, la Biblia.  La transformación a través de mentes renovadas se produce cuando los creyentes se exponen a la palabra de Dios a través de la exposición fiel de ella cada semana en la iglesia, el estudio personal de la Biblia y el estudio bíblico en grupo.  Una iglesia sólida que cree en predicar la palabra, leer la palabra y cantar la palabra es invaluable para ayudarnos a renovar nuestras mentes.

No hay atajos.  No hay una fórmula mágica para renovar nuestras mentes.  Debemos llenar nuestras mentes con la palabra de Dios.  Como Jesús oró al Padre, "Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad " (Juan 17:17).

GotQuestions - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda