El empleo

Nehemías - el administrador piadoso

El administrador piadoso tiene un llamado de Dios, un carácter desarrollado por Dios en él y una conducta que también refleja al Señor.

  • Empatía con sus empleados—Nehemías 1:5
  • Entiende el concepto de autoridad— Nehemías 1:5
  • Corazón de siervo—Nehemías 1:6
  • Humildad—Nehemías 1:6–7
  • Responsabilidad—Nehemías 1:6–7
  • Fidelidad—Nehemías 1:8–9
  • Dominio propio—Nehemías 2:2–3
  • Lealtad—Nehemías 2:5
  • Previsión—Nehemías 2:6–8
  • Iniciativa—Nehemías 2:7–9
  • Sabiduría—Nehemías 2:11–16
  • Hace equipo—Nehemías 2:17–18
  • Organización—Nehemías 3:1–32
  • Liderazgo—Nehemías 4:13–14
  • Discernimiento—Nehemías 4:19–20
  • Decisión—Nehemías 4:22
  • Justicia—Nehemías 5:6–7
El propósito de su trabajo no debería ser sólo cumplir con sus objetivos, sino cumplir el propósito de Dios para usted
— June Hunt

"Desde que perdí mi trabajo, he estado muy irritable, lo cual no es normal en mí. ¿Por qué estoy tan enojado?"

No necesariamente ha cambiado su carácter, sino que debe estar experimentando una reacción temporal provocada por el estrés de haber perdido la seguridad de un empleo. Hay cuatro causas básicas para el enojo: dolor, injusticia, temor y frustración.

Si está experimentando una o más de estas emociones, entonces su enojo puede provenir de ella. Una vez que haya identificado el origen de su enojo, puede hacer un plan para confrontar la causa básica y muy pronto se dará cuenta de que puede manejarlo bien. El enojo es como una señal de advertencia en el panel de control de su auto que le alerta que hay un problema en el interior. El enojo le alerta del problema dentro de sus pensamientos, emociones, cuerpo y/o espíritu.

Primero que nada, identifique la raíz del problema y luego coopere junto con el Señor. Al aplicar sus verdades, permita que él haga la “reparación” que usted necesita.

“Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo”. (Efesios 4:26–27)

lista de quejas

Muchas personas no están satisfechas en su trabajo porque...                        

  • El sueldo es muy bajo.
  • No hay oportunidad de crecimiento.
  • No hay suficientes prestaciones.
  • El nivel de estrés es muy alto.
  • La jornada es demasiado larga.
  • El trabajo no ofrece ningún reto.
  • La ubicación no es conveniente.
  • No tienen suficiente responsabilidad.
  • La administración es incompetente.
  • Tienen demasiada responsabilidad.
  • El jefe es muy exigente.
  • Las condiciones de trabajo son deprimentes.
  • Los compañeros de trabajo no son agradables.
  • No existe desafío para alcanzar las metas.             
  • No hay seguridad de mantener el trabajo.

“Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo”. (Filipenses 2:14-15)

considere hacer un cambio

  • Cuando pierda su empleo                           

    • Debido a que ha sido reemplazado por algún avance tecnológico
    • Debido al recorte de personal por bajas en el mercado
    • Debido a una discapacidad física
  • Cuando necesite mayores ingresos debido a un cambio en su estilo de vida

    • Divorcio
    • Muerte del cónyuge
    • Aumento en el número de miembros de la familia o responsabilidades
  • Cuando se sienta presionado a comprometer sus principios

    • ¿Es esta actividad contraria a las Escrituras? (Salmos 119:105–106)
    • Ore pidiendo que el Espíritu Santo le revele su verdad. (Proverbios 19:20)
    • No ceda en sus convicciones. (Hechos 5:29)
  • Cuando su mejor esfuerzo no es suficiente                

    • Evalúe su nivel de esfuerzo.
    • Evalúe sus actitudes.
    • Evalúe su preparación y habilidades naturales.

PASAJE CLAVE PARA LEER Y MEDITAR

El libro de Nehemías

Versículo clave para memorizar

“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres”. (Colosenses 3:23)


éxito vs estrés

Vea su empleo desde la perspectiva de Dios. (Colosenses 3:22-25)

Acepte que Dios dirige los acontecimientos de su vida. (Jeremías 10:23)

Baje sus expectativas; no existe el empleo perfecto. (Génesis 3:17-18)

Comience cada mañana en oración y entregue el día a Dios. (Salmos 118:24)

Ore por su jefe y por sus compañeros de trabajo. (1 Samuel 12:23)

Permita que Cristo se refleje a través de usted cada día. (Filipenses 2:13)

  • Desarrolle actitudes positivas. (Filipenses 4:8)
  • Tenga un corazón de siervo. (Hebreos 6:10)
  • Calme a las personas difíciles. (Hebreos 12:14)
  • Descubra el poder de Dios en su debilidad. (2 Corintios 12:9)

Aprenda a hacer peticiones correctas a su jefe. (Proverbios 22:11)

Ponga su futuro en las manos de Dios. (Mateo 6:25-27)

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. (2 Corintios 12:9)

Aprenda a hacer peticiones de manera adecuada

Autoridad— ¿Me estoy sometiendo a la autoridad de mi jefe, dada por Dios?” (Efesios 6:5–9)

Posición— ¿Estoy cumpliendo con mis responsabilidades? (1 Samuel 15:22)

Propósito— ¿Son puras mis motivaciones? (Job 8:6)

Entrevistas— ¿Tengo una actitud positiva en la entrevista, manejo bien mis convicciones personales? (Proverbios 16:23)

Aceptación— ¿Estoy listo para aceptar cualquier respuesta del Señor? (Proverbios 21:1)

Lealtad— ¿Sigo siendo leal a mi jefe aunque haya rechazado mi propuesta? (Rut 1:16)                     

“El que ama la limpieza de corazón, por la gracia de sus labios tendrá la amistad del rey”. (Proverbios 22:11)

PREGUNTAS PARA CONSIDERAR

  1. En Nehemias vemos el ejemplo de un buen trabajador y jefe, tenía un carácter desarrollado por Dios y una conducta que reflejaba al Señor. Vea los versículos citados sobre Nehemías, ¿En qué puntos tiene que trabajar más usted?

  2. ¿Está atravesando por una pérdida de empleo? Identifique sus sentimientos, identifique la raíz del problema. Tome un tiempo para orar para que el Señor le restaure y coopere con él.

  3. ¿Se siente agradecido y satisfecho con su actual empleo? Haga una lista de sus quejas y otra de sus beneficios. Ore por ellas.

  4. A veces es bueno considerar un cambio de empleo. ¿Está dentro de alguna de estas situaciones que se muestran en “considere hacer un cambio”?

  5. ¿Que puede hacer para que su estancia en su trabajo sea mejor? Lea “éxito vs estrés” ¿Qué pasos dará esta semana?

  6. No podemos cambiar a las personas pero sí podemos mantener actitudes positivas. ¿Cristo se está reflejando a través de usted cada día?

Las Referencias Rápidas de la Biblioteca de Claves Bíblicas para Consejería de Hope For The Heart proveen verdades bíblicas concisas para los problemas actuales.
Para mayor información sobre este tema pida la Clave Bíblica:
El empleo: Usted puede ser extraordinario en lo ordinario.” 
Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite
www.hopefortheheart.org / www.esperanzaparaelcorazon.org / P.O. Box 7, Dallas, TX 75221
Nuestros representantes le atenderán con gusto.
Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión . ©  Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados. © 2006 HOPE FOR THE HEART