Recursos ObreroFiel Logo (with Tag) Long (1).jpg

Los 12 obstáculos que dificultan la buena escucha

Los doce "obstáculos" son respuestas comunes que obstaculizan la buena escucha. No están necesariamente equivocados, pero pueden indicar que la persona no está escuchando. Interrumpen la exploración propia de la persona, y para volver a su propio proceso, la persona debe circunvalarlo (de ahí el término "obstáculo").

1. Ordenar, dirigir o mandar. Aquí se da una dirección con la fuerza de alguna autoridad detrás. Debe ser una autoridad real (como con un padre o jefe), o las palabras simplemente pueden ser expresadas de una forma autoritaria. Por ejemplo:

  • No digas eso.
  • Tienes que enfrentarte a la realidad.
  • ¡Regresa y dile que lo lamentas!

2. Advertencia o amenaza. Estos mensajes son similares a dirigir, pero también llevan una amenaza abierta o encubierta de consecuencias negativas inminentes si no se sigue el consejo o la dirección. Puede ser una amenaza que el individuo llevará a cabo, o simplemente una predicción de un mal resultado si el otro no cumple.

  • Si no comienzas a tratarlo mejor, lo perderás.
  • Es mejor que me escuches o vas a lamentarlo.
  • Estas buscando problemas cuando haces eso.

3. Dar consejos, hacer sugerencias, ofrecer soluciones. Aquí el individuo se basa en su propio conocimiento y experiencia para recomendar una acción. A menudo comienzan con las palabras:

  • Lo que yo haría es ...
  • Por qué no haces…
  • Has intentado...?

4. Persuadir con lógica, discutir, comentar. La suposición subyacente en esto es que la persona no lo ha razonado adecuadamente y necesita ayuda para hacerlo. Un arquetipo americano para esta forma de responder es el personaje Spock en la serie de Star Trek, o Data en su serie "Next Generation". Tales respuestas pueden comenzar:

  • Los hechos son...
  • Sí, pero...
  • Pensemos esto a través de...

5. Moralizar, predicar, decirles su deber. Un código moral subyacente se invoca aquí en el lenguaje "tienes" o "deberías". La comunicación implícita es la instrucción en la conducta apropiada. Tal comunicación podría comenzar:

  • Tienes que...
  • Tu realmente deberías...
  • Es tu deber como...

6. Juzgar, criticar, discrepar, culpar. El elemento común aquí es una implicación que hay algo mal con la persona o con lo que él o ella ha dicho. Tenga en cuenta que el desacuerdo simple se incluye en este grupo.

  • Es tu culpa.
  • Estás siendo demasiado egoísta.
  • Estás equivocado.

7. Acordar, aprobar, alabar. Algunas personas se sorprenden al encontrar esto incluido en los obstáculos. Este tipo de mensaje da una sanción o aprobación a lo que se ha dicho. Esto, también, detiene el proceso de comunicación y también puede implicar una relación desigual entre el hablante y el oyente. La escucha verdadera es diferente de la aprobación y no requiere aprobación.

  • Tienes toda la razón.
  • Eso es lo que haría...
  • Eres un buen_________.

8. Avergonzar, ridiculizar, etiquetar. Aquí la desaprobación es más evidente, y se dirige al individuo con la esperanza de avergonzar o corregir un comportamiento o actitud.

  • Eso es realmente estúpido.
  • Deberías estar avergonzado de ti mismo.
  • ¿Cómo pudiste hacer tal cosa?

9. Interpretar, analizar. Esto es muy común y tentador para los consejeros: buscar el significado oculto de la persona y dar su propia interpretación.

  • No lo dices en serio.
  • ¿Sabes cuál es tu verdadero problema ...?
  • Estás intentando hacerme quedar mal.

10. Tranquilizador, simpático, consolador. La intención aquí es ayudar a la persona a sentirse mejor. ¿Qué hay de malo con eso? Nada, tal vez, pero no está escuchando. Reúne el criterio como un obstáculo porque interfiere con el flujo espontáneo de la comunicación. Ejemplos:

  • No es tan malo.
  • Estoy seguro de que las cosas van a salir bien.
  • No te preocupes, en un año vas a mirar atrás y vas a reírte de esto.

11. Cuestionamiento, sondeo. La gente también se equivoca al hacer preguntas para escuchar bien. Aquí la intención es investigar más, para averiguar más. Una comunicación oculta del entrevistador, es que él o ella será capaz de encontrar una solución tan pronto como se han hecho suficientes preguntas. Las preguntas interfieren con el flujo espontáneo de la comunicación, desviándolo en direcciones de interés para el que pregunta, pero no, tal vez, de ayuda o preocupación para el hablante. Cambiar el tono de voz hacia arriba al final de una declaración lo convierte en una pregunta.

  • ¿Qué te hace sentir así?
  • ¿Vas a hacer eso?
  • ¿Por qué?

12. Retirar, distraer, tomar a la ligera, cambiar de tema. Finalmente, este obstáculo es un intento muy obvio de "distraer del tema". Desvía directamente la comunicación, y por debajo implica que lo que la persona estaba diciendo no es imponente o no debe ser perseguido.

  • Hablemos de eso en otro momento.
  • Eso me recuerda al momento en que ...
  • Escuché que va a ser un buen día mañana.

Este material está tomado de “El Desafío del Liderazgo,” por James Kouzes y Barry Posner.