La manipulación

los primeros intentos de manipulación

El deseo de controlar nuestro mundo propio empieza desde que inhalamos el primer aliento de nuestra vida. El llanto natural de un recién nacido es para llamar la atención y representa su exigencia de que se llenen sus necesidades. Con el paso de los años, los niños pueden aprender a usar las lágrimas para manipular a otros y salirse con la suya dentro de su círculo familiar.

Para cuando llegamos a la edad adulta, ya hemos desarrollado habilidades altamente refinadas para llenar nuestras necesidades. Queremos llevar las riendas de las cosas manipulando los eventos y a las personas que nos rodean. Esos métodos de control están tan arraigados, que vivimos sin darnos cuenta de nuestro comportamiento engañoso. Casi siempre estamos más conscientes de la manipulación de los demás que de la forma en que nosotros “movemos los hilos”.

Pero la madurez requiere que traigamos delante de Dios nuestro deseo de controlar a otros y empezar el proceso de confiar en él, que en última instancia, es quien tiene el control de todas las cosas.

“Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria”. (Salmos 20:7)

"¿cómo puedo saber si me están manipulando?"

Evalúe lo siguiente: ¿Estoy haciendo esto por temor a la desaprobación de alguien, o porque estoy convencido(a) de que es correcto que yo lo haga?

“Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo”. (Gálatas 1:10)

"yo sé que estoy siendo manipulado(A) entonces, ¿cómo sigo con esta relación?"

Todos tenemos las necesidades dadas por Dios de amor, aceptación y seguridad. A menudo, el temor irracional a ser rechazados nos paraliza e impide tomar buenas decisiones.

“Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores”. (Salmos 34:4)

las cinco características de la manipulación agresiva

  1. El “síndrome de debería”— Esta manipulación usa palabras como deberías, tienes que, o se supone que... Ejemplo: “Si no cumples mis expectativas, eres un negligente”.
  2. Los gritos—Manipulación por presión, amenaza o evitando la comunicación. Ejemplo: “Si no haces lo que quiero, desearías haberlo hecho cuando acabe contigo”.
  3. La espada sarcástica— Manipulación con humor, bromas o humillaciones. Ejemplo: “Si no eres lo que quiero, me voy a reír a tus costillas”.
  4. La seducción sexual—Consiste en manipular con el sexo o la sensualidad. Ejemplo: “Si no compras lo que te estoy vendiendo, no eres suficientemente ‘macho’”.
  5. Las alabanzas excesivas—Es la manipulación con elogios, dinero, regalos, o afecto. Ejemplo: “Si no agradeces mi generosidad, eres un desagradecido”.

“Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová”. (Jeremías 17:5, 7)

dependencia equivocada

Algunos aceptan el trato injusto porque dependen equivocadamente de otros.

  • Tienen prioridades equivocadas                    
  • Su identidad está puesta en el manipulador.
  • Temen la desaprobación
  • Su afirmación viene de su productividad
  • Han perdido la independencia
  • Viven enojados(as)
  • Están controlados(as) por la personalidad o poder del manipulador
  • Justifican al manipulador
  • Defienden agresivamente su relación

PASAJE CLAVE PARA LEER Y MEDITAR

1 Tesalonicenses 2:3–8

 

 

Versículo clave para memorizar

“Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo”. (Gálatas 1:10)


como salir de la manipulación

  • Decida dejar de depender del manipulador. (Lucas 6:35)
  • Espere una reacción negativa del manipulador. (Salmos 31:3–4)
  • Prepárese para pasar por un tiempo de dolor. (Hebreos 12:7)
  • Examine las expectativas del manipulador. (Proverbios 22:3)
  • Anime al manipulador para que cambie. (Hebreos 12:1)
  • No se defienda. (Eclesiastés 3:7)
  • Decida experimentar nuevas estrategias. (Proverbios 14:24)
  • Evite la necesidad que usted tiene de llenar todas las necesidades del manipulador. (Salmos 37:4–5)
  • Memorice el versículo de Gálatas 1:10.
  • Decida agradar primero al Señor. (Proverbios 29:25)

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos”. (Gálatas 5:22-24)

PREGUNTAS PARA CONSIDERAR

  1. En sus propias palabras, defina manipulación. ¿Cómo saber que alguien está manipulando?
  2. ¿Por qué deja que otros le manipulen?
  3. ¿Cuáles características de manipulación identifica en usted mismo? ¿En otros?
  4. ¿Qué dependencias equivocadas ha reconocido en su vida? ¿En otros?
  5. ¿Qué pasos puede tomar para separarse de aquellos que tratan de manipularlo?
  6. ¿Qué pasaje de la Biblia de este artículo memorizará y meditará para recordarle que confíe en el Señor en lugar del hombre?           

Las Referencias Rápidas de la Biblioteca de Claves Bíblicas para Consejería de Hope For The Heart proveen verdades bíblicas concisas para los problemas actuales.
Para mayor información sobre este tema pida la Clave Bíblica:
La manipulación: Cómo romper las cadenas del control.” 
Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite
www.hopefortheheart.org / www.esperanzaparaelcorazon.org / P.O. Box 7, Dallas, TX 75221
Nuestros representantes le atenderán con gusto.
Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión . ©  Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados. © 2006 HOPE FOR THE HEART