Recursos ObreroFiel Logo (with Tag) Long (1).jpg

¿Qué es un tiempo tranquilo?

respuesta:

Un tiempo tranquilo es una parte importante de la vida cotidiana de un cristiano, porque es cuando va a un lugar cómodo y aislado en su propia casa, donde puede acercarse a Dios sin distracciones.  Debe ser un lugar donde no haya interrupciones de la televisión, teléfono, interacciones de miembros de la familia o ruidos de tráfico, en otras palabras, silencio.  Un tiempo tranquilo es una parte reservada de cada día para una reunión entre un creyente y Dios.  Consiste en leer una parte de la Biblia de la propia elección del creyente y orar.

Cada creyente necesita un tiempo tranquilo con el Señor.  Si Jesús mismo lo necesitaba, ¿cuánto más nosotros?  Jesús frecuentemente se alejó de los otros para comunicarse con su Padre con regularidad, como las siguientes Escrituras nos dicen: "Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro."(Mateo 26:36).  "Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba." (Marcos 1:35).  "Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba" (Lucas 5:16).

La duración del tiempo de tranquilidad no importa, pero debe ser suficiente tiempo para meditar sobre lo que se lee y luego orar por él o cualquier otra cosa que viene a la mente.  El acercarse a Dios es una experiencia gratificante, y una vez que se crea un hábito regular de tiempo tranquilo, se espera ansiosamente un tiempo específico para el estudio y la oración.  Si nuestros horarios son tan llenos y apremiantes que creemos que no podemos separarnos algún tiempo diariamente para encontrarnos con nuestro Padre celestial, entonces una revisión de nuestros horarios para eliminar la "ocupación" está en orden.

Una nota de precaución: algunas religiones orientales que enseñan los principios de la meditación incluyen instrucciones sobre "vaciar la mente" concentrándose en repetir un sonido o una palabra en particular una y otra vez.  Hacerlo deja espacio para que Satanás entre y cause estragos en nuestras mentes.  En cambio, los cristianos deben seguir el consejo del apóstol Pablo en Filipenses 4:8: "Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad."  Llenar la mente con estos hermosos pensamientos no puede dejar de traer la paz y agradar a Dios.  Nuestro tiempo de quietud debe ser un tiempo de transformación a través de la renovación de nuestras mentes (Romanos 12:2), no a través del vaciamiento de ellos.

GotQuestions - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda