Creando una declaración personal de su misión

Parte 4

3. IDENTIFIQUE SUS RELACIONES Y PAPELES CLAVE

¿Qué relaciones y roles son más importantes para usted? De todas las cosas con las que Dios ha bendecido a los creyentes, las relaciones humanas son secundarias solamente a nuestra relación con Cristo. Por lo tanto, cualquier declaración de misión debe tomar en cuenta cuidadosamente sus relaciones - y lo más importante, aquellos con quienes usted está más cercano, como la familia. Al prepararse para escribir una declaración de misión, uno debe identificar sus relaciones principales y papeles prioritarios. El siguiente conjunto de preguntas le ayudará a realizar esta tarea. Es muy importante ser honesto consigo mismo en la reflexión sobre estas preguntas. Al responder a cada pregunta, es importante ser consciente de lo que está sintiendo, y recordar que no todas nuestras relaciones más cercanas son necesariamente positivas y que den vida. Algunas de nuestras más cercanas son a menudo las que son más agotadoras. Recuerde que el propósito principal de este ejercicio no es evaluar sus relaciones como buenas o malas, sino para permitirle identificar los papeles que desempeña en esas relaciones, y para reflejar la cantidad de su tiempo y energía que está invirtiendo en ellas.

Al comenzar, es importante saber que las investigaciones en los últimos 20 años han demostrado que la persona promedia sólo puede desarrollar y mantener de 5 a 7 relaciones cercanas. Sin duda muchos dirán que son capaces de mantener un número más alto. El criterio más importante para establecer un número exacto de relaciones cercanas es asegurar que estas relaciones han sido probadas a través del tiempo y se caracterizan por una profunda confianza y transparencia.

Ejercicio de aprendizaje #9: Evalúe sus relaciones

a. Haga una lista de todas sus relaciones claves (con sus nombres) y el papel que usted desempeña en cada una (padre o madre, hermano o hermana, jefe, colega, estudiante, amigo, etc.). Se puede enumerar múltiples papeles que usted juega en las relaciones profundas o complejas (consejero, colega, mentor, amigo).

b. Coloque un número cualitativo (1; relativamente poca saludable, a 5; relativamente muy saludable) al lado de cada relación mencionada. Incluya comentarios útiles y descriptivos.

c. Coloque un signo "+" al lado de los papeles que más le alientan y un signo "-" junto a los papeles que más se desalientan, le quitan ánimo o energía. Incluya comentarios útiles y descriptivos. También coloque un asterisco (*) al lado de los papeles o relaciones que, por cualquier razón, requieren una atención especial en este momento. ¿Qué le está pidiendo Dios que considere para cada uno de sus papeles principales hoy en día?

d. De la lista que ha desarrollado arriba, identifique los cinco (hasta siete si fuera necesario) papeles más importantes (en orden de prioridad) en esas relaciones claves, nombrando el papel en cada relación. Si usted tiene más de cinco (o siete) papeles en la lista original, dé prioridad a los papeles restantes de la lista, y determine si algunos de estos podrían ser eliminados o minimizados con la meta de establecer un mejor equilibrio en la vida. Sea lo más específico posible sobre cada papel (por ejemplo, padre, esposo y hermano en vez de "hombre de familia").

e. Considere en oración cómo Dios podría estar invitándole a centrarse en sus principales papeles y relaciones claves durante esta época de su vida. ¿Habrá problemas dentro de sus papeles específicos o relaciones que necesitan su atención en este momento?

 

4. IDENTIFIQUE SUS DESEOS: "¿Qué quiero de la vida?”

Un tercer elemento que debe ser examinado son sus deseos. Deseos se refieren a una sensación de anhelo de una persona, objeto o resultado. Asimismo, el deseo es un término usado para expresar los anhelos del corazón. Los deseos pueden ser buenos y malos. Los deseos piadosos mueven a uno a acercarse a Dios y a actuar según su voluntad.

Su misión para la vida está guiada por los anhelos y deseos más profundos que Dios ha puesto en su corazón.

Ejercicio de aprendizaje #10: Identifique sus deseos.

Al contestar las preguntas, sea honesto y transparente mientras identifica los deseos significativos de su corazón, de los cuales usted confía que se hayan colocado allí por Dios. Preste atención a los que forman e impactan sus convicciones diarias, y que le han conducido a unos ámbitos de relación y servicio con otras personas. Una lista de los deseos básicos humanos ha sido preparada para estimular el pensamiento en la página 28.

a. ¿Cuáles son los deseos más profundos de su corazón hoy? Sin reservas, haga una lista de todos los que vienen a la mente – ¡no hay límite! Preste atención a los deseos excelentes que honran a Dios, para que sean alimentados. Asimismo usted debe reconocer que todos tenemos deseos más allá de las cosas de Dios que son buenos. Por ejemplo el viajar a Paris o China, o tener una nueva casa o carro. Asimismo todos tienen deseos inapropiados que deshonran a Dios (deseos egoístas). Por la gracia de Dios, a estos deseos hay que dominar y si sea posible eliminar.

b. ¿Están sus deseos y anhelos fundamentales en congruencia con la forma en que vive actualmente? Por ejemplo, si desea hacer discípulos, ¿se evidencia este deseo en su relación y el tiempo que pasa con otros? Si desea ser saludable, ¿sus hábitos de alimentación y ejercicio reflejan este deseo? También puede ser que tenga deseos que son imposibles de cumplir. Por ejemplo, usted puede desear volver en el tiempo a un punto donde la vida era más simple y más feliz - que es una imposibilidad. Puesto que esto no puede suceder, ¿está buscando encontrar su felicidad y satisfacción en Dios?

c. ¿Qué tendría que cambiar en su vida, familia, trabajo o ministerio para que usted pueda enfocarse plenamente en sus deseos y anhelos más profundos de su corazón, o eliminar los que son negativos?

d. Vuelva a su lista de deseos y anhelos positivos en la primera pregunta y deles prioridad. A continuación, haga una lista de los cinco o seis más importantes. Reflexione sobre esta lista y tome nota de cualquier cosa que puede faltar – añada o edite según la necesidad.

 

5. IDENTIFIQUE SUS VALORES BÁSICOS Y PRINCIPALES

¿Qué valores cree que son más importantes en su vida y en la forma en que vive? Sus valores son las cualidades o características que usted cree son importantes en la forma en que vive y trabaja.  Los valores fundamentales de uno son moldeados por su pasado y permeados por sus convicciones bíblicas; posteriormente alimentan a nuestros sueños y deseos para conocer más de Dios.

Si los usa correctamente, esos valores deben determinar sus prioridades, y muy profundo - al fondo de su corazón – son probablemente las medidas que usa para determinar si su vida está saliendo cómo deseaba o pensaba que iba a salir.  Cuando sus acciones y sus actitudes coinciden con sus valores, la vida suele ser buena y agradable – y uno está satisfecho.   Pero cuando esas acciones y actitudes no coinciden con sus valores, esos es cuando uno siente que todo está mal y fuera de enfoque. Como un creyente, debe haber una concordancia clara entre cómo usted vive, y cuáles son sus valores básicos y principales.

Los valores normalmente no cambian con frecuencia; sin embargo, a veces cambian a través del tiempo, mientras uno envejece, adquiere experiencia, madura, y crece espiritualmente.

Ejercicio de aprendizaje #11: Identifique sus valores principales.

a. Sin discriminar entre ellos, haga una lista de todos sus valores. Anote lo que más le importa – no deje nada olvidado.

 

b. Como un hijo de Dios, ¿cuáles son los valores fundamentales que sirven como base para sus relaciones, responsabilidades y decisiones?
 

c. Priorice sus valores principales. Este paso es probablemente el más difícil, porque usted tendrá que mirar profundamente dentro de usted mismo. También es el paso más importante, porque, al tomar una decisión, tendrá que elegir entre soluciones que pueden satisfacer diferentes valores. Esto es cuando usted debe saber qué valor es más importante para usted.

1) Examine lo que usted anotó en las preguntas “a. y b.” y póngalos en orden según su prioridad.

2) Mire a los dos primeros valores y pregúntese: "Si pudiera satisfacer solo uno de estos, ¿qué elegiría?" Podría ayudarle el visualizar una situación en la que tendría que tomar esa decisión. Por ejemplo, si compara los valores de servicio y estabilidad, imagine que debe decidir entre vender su casa y mudarse a otro país para hacer un valioso trabajo de ayuda externa o mantener su casa y ser voluntario para trabajar en la asociación de caridad más cerca de su casa.

3) Si sea posible, haga una lista de los cinco a siete valores superiores. (Mientras trabaja, es posible que algunos de esos valores se combinen, o hacen juego. Por ejemplo, si valora el compartir las cosas, la comunidad y la generosidad, podría decir que el servicio a los demás es uno de sus valores principales.)

 

d. Reafirmar sus valores. Compruebe sus valores que llevan una prioridad máxima y asegúrese de que encajen con su vida y su visión por sí mismo.

1) ¿Mantener estos valores le hace sentir bien consigo mismo?

 

2) ¿Está orgulloso de los cinco o seis principales valores en la lista?

 

3) ¿Estaría usted cómodo y orgulloso de contar sus valores importantes a las personas que usted respeta y admira?

 

4) ¿Estos valores representan cosas que usted apoyaría, incluso si no son populares con otros, y los colocaría a usted en la minoría?

Cuando usted toma en cuento sus valores en la toma de decisiones, puede estar seguro de mantener su sentido de integridad y lo que sabe que es correcto, y poder abordar las decisiones con confianza y claridad. También sabrá que lo que está haciendo es lo mejor para su propia felicidad y satisfacción actuales y futuras.