Recursos ObreroFiel Logo (with Tag) Long (1).jpg

Tomar buenas decisiones y discernir la voluntad de Dios

Dios siempre hace lo mejor para aquellos quienes dejan que Él escoja

1. Las metas que dios tiene para mi vida sirven como guías fundamentales:

  • Dios desea que yo crezca en mi amor por Él, (se demuestra por el deseo de confiar en Él). También desea que yo vaya procurando aprender cómo agradarle, permitiendo que el Espíritu Santo me transforme a la imagen de Cristo.
  • Dios ama a cada persona en el mundo, y Él tiene un plan para alcanzar a los incrédulos con las buenas nuevas de salvación, y llevar a los creyentes a la madurez espiritual y a una vida fructífera en Cristo.
  • Dios quiere que yo esté dispuesto a permitir que Él me use en su plan. Así recibiré sus bendiciones tanto aquí en el mundo como para la eternidad en el cielo.     

2. Prerrequisitos para entender la voluntad de Dios

  • Necesito creer que Dios tiene un plan hecho especialmente para mi vida.

    • Sal. 139:16 Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.    
    • Prov. 16:9 El corazón del hombre traza su rumbo, pero sus pasos los dirige el Señor.
    • Prov. 20:24 Los pasos del hombre los dirige el Señor. ¿Cómo puede el hombre entender su propio camino?
    • Jer. 10:23 Señor, yo sé que el hombre no es dueño de su destino, que no le es dado al caminante dirigir sus propios pasos.
    • Hechos 13:36 Ciertamente David, después de servir a su propia generación conforme al propósito de Dios, murió, ...
  • Dios quiere que yo conozca Su voluntad para mí, Él no quiere escondérmela. Quizás no me muestra toda la evidencia que yo quisiera, pero sí la suficiente para que yo inteligentemente Le siga por fe.                     

    • Rom. 12:1-2 ... hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.        
    • Efe. 5:17 Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor.
    • Col. 1:9-10 ... desde el día en que lo supimos no hemos dejado de orar por ustedes. Pedimos que Dios les haga conocer plenamente su voluntad con toda sabiduría y comprensión espiritual, para que vivan de manera digna del Señor, agradándole en todo. Esto implica dar fruto en toda buena obra, crecer en el conocimiento de Dios.
  • Dios es soberano, y absolutamente capaz de llevar a cabo Su voluntad.                   

    • Ec. 3:14 Sé además que todo lo que Dios ha hecho permanece para siempre; que no hay nada que añadirle ni quitarle; y que Dios lo hizo así para que se le tema.    
    • Prov. 19:21 El corazón humano genera muchos proyectos, pero al final prevalecen los designios del Señor.        
    • Isaías 46:9-10 ... yo soy Dios, y no hay ningún otro, yo soy Dios, y no hay nadie igual a mí. Yo anuncio el fin desde el principio; desde los tiempos antiguos, lo que está por venir. Yo digo: Mi propósito se cumplirá, y haré todo lo que deseo.    
    • Daniel 4:35 ... Dios hace lo que quiere con los poderes celestiales y con los pueblos de la tierra. No hay quien se oponga a su poder ni quien le pida cuentas de sus actos.        
    • Hechos 17:25 (Dios) ni se deja servir por manos humanas, como si necesitara de algo. Por el contrario, Él es quien da a todos la vida, el aliento y todas las cosas.
  • Debo desear sinceramente conocer su voluntad y buscarla en oración.

    • Jer. 29:13 Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón.
    • Prov. 2:1-6 Hijo mío, si haces tuyas mis palabras y atesoras mis mandamientos; si tu oído inclinas hacia la sabiduría y de corazón te entregas a la inteligencia; si llamas a la inteligencia y pides discernimiento; si la buscas como a la plata, como a un tesoro escondido, entonces comprenderás el temor del Señor y hallarás el conocimiento de Dios. Porque el Señor da la sabiduría; conocimiento y ciencia brotan de sus labios.
    • Santiago 1:5-8 Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento. Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor; es indeciso e inconstante en todo lo que hace.
  • Las decisiones que tienen recompensas eternas (esto es, motivados por el Espíritu Santo) siempre requieren una medida de fe e incluyen la percepción de algún riesgo. Alguien ha dicho: “No pregunte si algo es posible, sino ¿Es la voluntad de Dios?” Si es la voluntad de Dios Él hará que sea posible.

    • 2 Cor. 4:16-18 (Pablo escribió) ... no nos desanimamos. ... Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento. Así que no nos fijamos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno.
    • Gál. 3:11 ... «el justo vivirá por la fe».
    • Heb. 11:6 ... sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan.
    • 1 Pedro 1:6-7 ... han tenido que sufrir diversas pruebas por un tiempo. ... la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, ... por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele.
  • Las decisiones basadas en la fe pueden resultar en sacrificio y/o sufrimiento. Hay un precio por obedecer la voluntad de Dios. Las pruebas no deben ser vistas como un adversario. Siempre serán para nuestro bien.

    • Lucas 21:1-4 Jesús se detuvo a observar y vio a los ricos que echaban sus ofrendas en las alcancías del templo. También vio a una viuda pobre que echaba dos moneditas de cobre. Les aseguro —dijo— que esta viuda pobre ha echado más que todos los demás. Todos ellos dieron sus ofrendas de lo que les sobraba; pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía para su sustento.
    • Hechos 21:10-13 ... bajó de Judea un profeta llamado Ágabo. Éste ..., tomando el cinturón de Pablo, se ató con él de pies y manos, y dijo: —Así dice el Espíritu Santo: “De esta manera atarán los judíos de Jerusalén al dueño de este cinturón, y lo entregarán en manos de los gentiles.” Al oír esto, nosotros y los de aquel lugar le rogamos a Pablo que no subiera a Jerusalén. —¿Por qué lloran? ¡Me parten el alma! —respondió Pablo—. Por el nombre del Señor Jesús estoy dispuesto no sólo a ser atado sino también a morir en Jerusalén.
    • Stg. 1:2-4 Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas, pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, ...
  • Necesito humillarme delante de Dios con una actitud sumisa, permitiendo que Él me enseñe y cambie mis prioridades a las Suyas.          

    • Salmo 25:9 Él dirige en la justicia a los humildes, y les enseña su camino.
    • Salmo 32:8-9 El Señor dice: «Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti. No seas como el mulo o el caballo, que no tienen discernimiento, y cuyo brío hay que domar con brida y freno, para acercarlos a ti.»
    • Hechos 13:22 ... les puso por rey a David, de quien dio este testimonio: “He encontrado en David, hijo de Isaí, un hombre conforme a mi corazón; él realizará todo lo que Yo quiero.”

3. cuatro factores a considerar para tomar buenas decisiones

  • La Palabra de Dios: ¿La Biblia dice algo específico sobre el tema, o presenta principios relacionados con ello?

    • Salmo 119:105 Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero.
    • 2 Tim. 3:16-17 Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramentecapacitado para toda buena obra.
    • 1 Tes. 5:16-18 Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación,porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.
    • 1 Tes. 4:3-5 La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidadsexual; que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa, sin dejarse llevar por los malos deseos como hacen los paganos, que no conocen a Dios;
    • Heb. 4:12 Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón.
  • La paz de Dios: ¿Tengo la paz de Dios, al tomar pasos hacia una decisión?

    • Gál. 5:22-23 En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.            
    • Col. 3:15 Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, ... Y sean agradecidos.
    • Fil. 4:6-7 No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.
[CUIDADO] Los “sentimientos” y “deseos” pueden ser engañosos. La tendencia humana es no seguir la dirección de Dios sino tomar decisiones independientes de Él. Si no tengo cuidado, fácilmente puedo engañarme a mí mismo. Me ayudará si me hago la pregunta, ¿Agradará a Dios lo que pienso hacer?                
Prov. 16:2 A cada uno le parece correcto su proceder, pero el Señor juzga los motivos.
Prov. 28:26 Necio es el que confía en sí mismo; el que actúa con sabiduría se pone a salvo.
Jer. 17:9 Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ...
Gál. 5:16-17 ... Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa. Porque ésta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. Los dos se oponen entre sí, de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren.
[CUIDADO] ¿Hay algún pecado que estorba mi armonía con Dios? Necesito confesar cualquier pecado conocido.                         
Salmo 66:18 Si en mi corazón hubiera yo abrigado maldad, el Señor no me habría escuchado;
Prov. 28:13 Quien encubre su pecado jamás prospera; quien lo confiesa y lo deja, halla perdón.
Stg. 4:3 Y cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasiones.
1 Juan 1:5-10 Éste es el mensaje que hemos oído de él y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad. Si afirmamos que tenemos comunión con él, pero vivimos en la oscuridad, mentimos y no ponemos en práctica la verdad. Pero si vivimos en la luz, así como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesucristo nos limpia de todo pecado. Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad. Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. Si afirmamos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros.
  • Las circunstancias: En realidad no hay ninguna circunstancia que tenga importancia aparte de Dios. ¿Concuerdan las circunstancias? ¿Se abren las puertas, o se cierran? ¿Hay recursos, o será que Dios detiene los recursos?
[CUIDADO] En cuanto a los obstáculos; el camino de menos resistencia no necesariamente indica la dirección correcta, y las dificultades y sufrimiento tampoco comprueban que estamos fuera de la voluntad de Dios. De la misma manera la presencia de comodidad y bendición física no necesariamente demuestra que estamos en el centro de Su voluntad.                    
2 Cor. 1:8-9 (Pablo escribió) Hermanos, no queremos que desconozcan las aflicciones que sufrimos en la provincia de Asia. Estábamos tan agobiados bajo tanta presión, que hasta perdimos la esperanza de salir con vida: nos sentíamos como sentenciados a muerte. Pero eso sucedió para que no confiáramos en nosotros mismos sino en Dios, que resucita a los muertos.
2 Cor. 11:24-28 (Pablo, mientras andaba bien con Dios) Cinco veces recibí de los judíos los treinta y nueve azotes. Tres veces me golpearon con varas, una vez me apedrearon, tres veces naufragué, y pasé un día y una noche como náufrago en alta mar. Mi vida ha sido un continuo ir y venir de un sitio a otro; en peligros de ríos, peligros de bandidos, peligros de parte de mis compatriotas, peligros a manos de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el campo, peligros en el mar y peligros de parte de falsos hermanos. He pasado muchos trabajos y fatigas, y muchas veces me he quedado sin dormir; he sufrido hambre y sed, y muchas veces me he quedado en ayunas; he sufrido frío y desnudez. Y como si fuera poco, cada día pesa sobre mí la preocupación por todas las iglesias.
  • Consejo espiritual: Debo buscar consejo de hermanos sabios. (Mi cónyuge también puede “equilibrarme”.)

    • Prov. 1:5 Escuche esto el sabio, y aumente su saber; reciba dirección el entendido,
    • Prov. 12:15 Al necio le parece bien lo que emprende, pero el sabio atiende al consejo.
    • Prov. 15:22 Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan.
    • Prov. 19:20 Atiende al consejo y acepta la corrección, y llegarás a ser sabio.
[CUIDADO] Los consejos pueden estar equivocados.
Job 2:9 Su esposa (de Job) le reprochó: —¿Todavía mantienes firme tu integridad? ¡Maldice a Dios y muérete!    
Job 42:7 ... el Señor se dirigió a Elifaz de Temán y le dijo: «Estoy muy irritado contigo y con tus dos amigos porque, a diferencia de mi siervo Job, lo que ustedes han dicho de mí no es verdad.

4. dos métodos distintos para tomar decisiones

  • “ACTIVO” - Cuidadosamente tomo lo que honestamente me parece ser la decisión apropiada, al menos que algo me indique lo contrario, confiando que Dios me confirme o me impida, con puertas abiertas o cerradas. (No es posible dirigir un auto estacionado.) Nota: De esta manera generalmente buscamos a un cónyuge o un trabajo, compramos un carro o una casa; o sea cosas que deseamos.                        

    • Salmo 37:23-24 El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir; podrá tropezar, pero no caerá, porque el Señor lo sostiene de la mano.    
    • Prov. 3:5-6 Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas.
    • Isaías 30:21 Ya sea que te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: «Éste es el camino; síguelo.»
    • Hechos 16:6-10 Atravesaron la región de Frigia y Galacia, ya que el Espíritu Santo les había impedido que predicaran la palabra en la provincia de Asia. Cuando llegaron cerca de Misia, intentaron pasar a Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió. Entonces, pasando de largo por Misia, bajaron a Troas. Durante la noche Pablo tuvo una visión en la que un hombre de Macedonia, puesto de pie, le rogaba: «Pasa a Macedonia y ayúdanos.» Después de que Pablo tuvo la visión, en seguida nos preparamos para partir hacia Macedonia, convencidos de que Dios nos había llamado a anunciar el evangelio a los macedonios.
  • “PASIVO” - No me muevo, esperando que Dios me muestre los próximos pasos en una forma especial. Con demasiada frecuencia esta es la manera en que muchos creyentes buscan la voluntad de Dios, especialmente en cuanto a las cosas que no desean hacer. Parece ser la manera más fácil de decidir, pero no siempre es la más práctica ni la apropiada, dado que no es la manera normal en que decidimos. A veces Dios sí quiere que esperemos hasta que Él nos muestre el próximo paso.

    • Éxodo 14:14 Ustedes quédense quietos, que el Señor presentará batalla por ustedes.
    • Salmo 27:14 Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor!
    • Salmo 37:7 Guarda silencio ante el Señor, y espera en él con paciencia; ...

. Hágase estas dos preguntas

  • Si yo tuviera que escoger un solo camino para mi vida, ¿sería camino mío, o el camino que ha diseñado Dios?            
  • ¿Prefiero descubrir el plan y el propósito de Dios mientras todavía vivo en la tierra, donde puedo cumplirlos, o prefiero esperar para rendir cuenta en el Tribunal de Cristo? (2 Cor. 5:10)

Creemos que cada creyente va a conocer la voluntad de Dios para su vida, aquí en la tierra, o después en el cielo. (Efe. 5:17)

Tomar buenas decisiones y discernir la voluntad de Dios

(Lea de abajo para arriba)