Transición: encontrarle sentido a los cambios de la vida

lección 7: Consejos para manejar las transiciones. Parte 1

En esta lección veremos algunos consejos para navegar bien las transiciones.  Intercalados a lo largo de la lección verá unos ejercicios que le ayudarán a poner estos consejos en práctica.  Puede que quiera tomar un momento para completar los ejercicios a medida que vaya leyendo la lección, o puede anotarlos y completarlos todos juntos al final.

Regla número 1: debe usted identificar los eventos que causaron la transición en su vida.  Estos eventos tendrán tres cosas en común:

  • Habrá un cambio que requiera  de un fin.
    • La pérdida de un ser  querido.
  • Este fin introduce una transición la cual es caracterizada por confusión o angustia.
    •  ¿Cómo  continúo solo?
  • Para aquellos que manejaron de forma apropiada la transición, habrá un nuevo comienzo de alguna forma.

Ejercicio: Aprender a identificar las transiciones

Examine su vida  para identificar algunos de los eventos específicos que están creando    las transiciones.

Examine estas personalidades bíblicas y haga una lista de eventos que crearon las  transiciones.

  • Hechos 9:1-27- Pablo;
  • Mateo 3:1- 4:17- Jesús y Juan el Bautista;
  • 1 Sam 9-11-Saúl;
  • 1 Sam13:14-2 Sam 5:6

Regla número 2: Cada transición comienza con un final;  por lo tanto,  debe aprender a lidiar con que las cosas lleguen a su fin.

  • Paso 1: Uno debe renunciar a las cosas antes de poder obtener cosas nuevas, no sólo exteriormente sino también internamente.

Nuestra tendencia es aferrarnos a nuestras conexiones hacia las personas y los lugares,         y hacer de estas conexiones una definición de quiénes somos. Nunca debemos olvidar              que las actitudes, los valores, la visión, y la manera de pensar que funcionaron bajo el       sistema anterior deben fenecer  para que las personas estén verdaderamente listas para       aceptar  lo nuevo.

  • Paso 2: identifique lo que está perdiendo.

Ejercicio:

Describe el cambio que está ocurriendo.

¿Qué es lo que cambiará en realidad?

 

¿Qué es exactamente lo que está perdiendo o lo que debe soltar o terminar?

 

  • Paso 3: Recuerde que por su naturaleza los finales, ambos positivos y negativos, con frecuencia son difíciles.

“Todos los cambios, aún aquellos que anhelamos, tienen su melancolía;  ya que lo que dejamos atrás es una parte de nosotros mismos; debemos morir a una vida antes de poder entrar en la otra.”  
-Anatole France,  escritor francés

Ejercicio:

Piense en los eventos pasados en su vida donde el cambio fue difícil para usted.  Si es     posible, reflexione en una época cuando el cambio significaba renunciar a circunstancias   positivas y otra época cuando significaba dejar una situación difícil.

¿Qué aprendió acerca de los finales?

 

Comente lo que ha aprendido con un amigo(a).

  • Paso 4: Identifique y  esté consciente de su estilo para lidiar  con los cambios.

Ejercicio:

¿Qué puede decir acerca de su propia reacción cuando se le presenta la ocasión de   terminar con algo?

 

¿Es su reacción abrupta y está diseñada para negar el impacto del cambio, o es tan lenta y gradual que es difícil detectar qué hay algo importante que está sucediendo?

 

¿Tiende a ser activo o pasivo  en las situaciones en que algo termina? Es decir,  ¿es su    iniciativa la que hace que las cosas lleguen a su fin  o sólo deja que las cosas le sucedan?

 

¿Cómo manifiesta usted el estrés que conlleva con las terminaciones, interna o      externamente?

  • Paso 5:   Acepte la realidad y la validez de las pérdidas subjetivas. Lo que usted percibe como pérdidas (subjetivamente)  son válidas dentro de su experiencia y deben ser reconocidas como lo que son.

  • Paso 6: Acepte sus pérdidas abiertamente y honestamente, y espere y acepte las señales de duelo.

Etapas del Duelo:

  • Enojo-todo desde quejarse hasta la furia,  a menudo dirigido erróneamente o indirectamente.
  • Negociación-intentos poco realísticos de salir de una situación  o hacer que las circunstancias se alejen de uno.
  • Ansiedad-silenciosa o expresada, un temor realista hacia lo desconocido, a un probable futuro incierto o difícil o simplemente fantasías catastróficas.
  • Tristeza- expresada con todo desde el silencio hasta las lagrimas-  el corazón del proceso del duelo.
  • Desorientación-confusión y el olvido aún entre las personas bien organizadas, sentimientos de estar perdido e inseguro.
  • Depresión-sentimientos  de tristeza, indiferencia, apatía y falta de esperanza; estar cansado todo el tiempo.

No todos van a experimentar  todos estos sentimientos,  ni se aparecen en un orden en particular.  Usted podrá experimentar algunos de ellos y debe reconocer la importancia de trabajar para superarlos  y avanzar en el proceso.