Un corazón conforme a Dios

Reflexión 2: El trasfondo histórico de la vida de David

Es importante comprender el contexto en el que David es ungido rey de Israel La historia de David empieza en un punto oscuro en la historia de Israel. Los Israelitas han rechazado a Dios y exigen ser como las otras naciones que los rodean en tener un rey terrenal. (1 Sam 8:5-8)

5 y le dijeron: Mira, has envejecido y tus hijos no andan en tus caminos. Ahora pues, danos un rey para que nos juzgue, como todas las naciones.
6 Pero fue desagradable a los ojos de Samuel que dijeran: Danos un rey que nos juzgue. Y Samuel oró al SEÑOR.
7 Y el SEÑOR dijo a Samuel: Escucha la voz del pueblo en cuanto a todo lo que te digan, pues no te han desechado a ti, sino que me han desechado a mí para que no sea rey sobre ellos.
8 Así como todas las obras que han hecho desde el día en que los saqué de Egipto hasta hoy, abandonandome y sirviendo a otros dioses, así lo están haciendo contigo también.

Al empezar, es triste notar que los dos hijos de Samuel no estaban siguiendo a Dios y creo que esto influyó al pueblo en su decisión de pedir un rey. Es una ironía que los dos hijos de Samuel fueron corruptos exactamente igual que los de Elí. Uno pensaría que Samuel hubiera aprendido y evitado los errores de Elí como padre; tristemente no fue así.

ios cumple con los deseos de Israel pero hay futuras consecuencias grandes. Samuel les explica el proceder del rey y todo lo que demandará de ellos como pueblo. De hecho les declara que un día lamentarán su decisión de haber pedido un rey terrenal. 1 Sam 8:18

18 Ese día clamaréis por causa de vuestro rey a quien escogisteis para vosotros, pero el SEÑOR no os responderá en ese día.

Las consecuencias de las deficiencias en el carácter de Saúl y su desobediencia que resulta, vienen rápidamente a la superficie en los capítulos 13 y 15. Era un hombre egoísta e  impulsado por sus propios deseos y necesidades, más que las de la gente que gobernó.

Como resultado Dios rechaza a Saúl y su Espíritu se aparta de él como se indica en 1 Sam 16:14. “El Espíritu del SEÑOR se apartó de Saúl, y un espíritu malo de parte del SEÑOR le atormentaba”. LBLA Por consecuencia de su pecado Dios promete el reino a otro—fuera de su familia, inclusive alguien de otra tribu de Israel. Saúl reinó 40 años sabiendo que al final su reino iba a ser eliminado.

Es importante entender que Saúl no perdió su reino por razón de sus fracasos personales, sino por su reacción ante ellos. ¿Cómo puede uno distinguir entre un creyente maduro e inmaduro? Primero la medida más importante no es la cantidad de pecados que uno comete, aunque este es un factor. La diferencia principal es cómo él/ella reacciona al pecado.

Características de un creyente maduro ante la convicción de pecado en su vida:

  • Responde rápidamente– sensibilidad.
  • Responde bíblicamente con humildad y docilidad.
  • Aprende de su falla para no repetirlo muchas veces.

Tarea de aprendizaje

Al estudiar las vidas de Saúl y David, podemos notar claramente la diferencia en cómo respondieron al pecado.  Compare las reacciones de Saúl y David ante la confrontación de Dios a su pecado.  (1 Samuel 13 y 15 y 2 Samuel 12).

1.     ¿Cuál fue el primer impulso de Saúl cuando fue confrontado por Samuel? (1 Sam. 13:11-12 y 15:15,20-21)
 

2.     Cuando por fin confesó su pecado Saúl, ¿Cuál era su mayor preocupación? (1 Sam. 15:30)

 

3.     Medite sobre la confesión de David cuando él fue confrontado con su pecado que se encuentra en el Salmo 51.  ¿Qué es lo que reconoce David en vv. 16-17 que no reconocía Saul en 1 Sam. 15:21-23?

 

4.     ¿Qué dice David que es la raíz del problema en Salmo 51:5?  Y ¿Cuál es el remedio que busca David según vv. 7 y 10?

 

5.     ¿Qué es lo que David le pide a Dios en la segunda parte del vv. 15 que demuestra que él no tiene confianza en su propio empeño para la obediencia?

 

6.     ¿Puede usted usar el Salmo 51 como un modelo para la confesión en su vida?