Un corazón conforme a Dios

Reflexión 7: La batalla externa entre David y Goliat

1 Samuel 17:40-54

David se prepara a sí mismo mediante la selección de cinco piedras – v. 40. Es importante tomar en cuenta que David no era presumido, pensando que mataría a Goliat con su primer golpe. El hecho de que tomó cinco piedras demuestra que estaba dispuesto a tener una batalla extendida con él si fuera necesario

Goliat está enfurecido que Israel lo consideraban tan indigno como para enviar a un niño con sólo un palo en la mano VV. 41-44. Su orgullo le causó dejar de ver a David como una grave amenaza. Parece que Goliat no pudo ver, o no notó la honda, o no entendía cómo funcionaba.  En vv. 45-47 vemos la razón por la cual David ganó la victoria.

45 Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has desafiado. 46 El SEÑOR te entregará hoy en mis manos, y yo te derribaré y te cortaré la cabeza. Y daré hoy los cadáveres del ejército de los filisteos a las aves del cielo y a las fieras de la tierra, para que toda la tierra sepa que hay Dios en Israel, 47y para que sepa toda esta asamblea que el SEÑOR no libra ni con espada ni con lanza; porque la batalla es del SEÑOR y Él os entregará en nuestras manos.

David no vino armado como un simple soldado con armas terrenales, pero en nombre de Dios. Su victoria hizo entender, tanto al  creyente como al no creyente, que la victoria en la batalla no se gana por armas terrenales, sino por el poder de Dios viviente.

Victoria de David sobre Goliat – VV. 48-51, 54

Ya armado, David corre hacia Goliat. Qué contraste con lo ocurrido poco tiempo antes cuando todo el ejército de Israel huyó de Goliat. David no es descuidado, pero seguro. Es muy probable que no quería darle tiempo a Goliat para posicionarse adecuadamente en una postura defensiva.

Sin duda David hubiera querido estar tan cerca como fuera posible para el tiro de su honda sabiendo que solamente una porción pequeña de cabeza de Goliat estaba expuesta. El primer disparo de David golpea el gigante en la frente, haciéndole perder la conciencia y caer al suelo. David entonces hace como prometió cortando la cabeza de Goliat con su propia espada demostrando así que en verdad el gigante estaba muerto.

En un momento de temor y derrota para Israel, un joven se convierte en salvador de Israel. Dios lo ha protegido de la oscuridad que ha rodeado a Israel por mantenerlo en los campos de ovejas de su padre.

Su fe en Dios y su audacia para actuar sobre esa fe ganó el día y la batalla para Israel.

Lo que ocurrió en este día entre David y Goliat no es algo que debería haber sido desconocido para los israelitas. Dios les había prometido desde el principio que lucharía para ellos. Deut 20:1-4 dice:

"1Cuando salgas a la batalla contra tus enemigos y veas caballos y carros, y pueblo más numeroso que tú, no tengas temor de ellos; porque el SEÑOR tu Dios que te sacó de la tierra de Egipto está contigo. 2 Y sucederá cuando os acerquéis a la batalla, el sacerdote se llegará y hablará al pueblo, 3 y les dirá: "Oye, Israel, hoy os acercáis a la batalla contra vuestros enemigos; no desmaye vuestro corazón; no temáis ni os alarméis, ni os aterroricéis delante de ellos, 4 porque el SEÑOR vuestro Dios es él va con vosotros, para pelear por vosotros contra vuestros enemigos, para salvaros."  

David ciertamente nunca olvidó esta verdad – Salmo 144:1: “Bendito sea el SEÑOR, mi roca, adiestra mis manos para la guerra, y mis dedos para la batalla.”

area de Aprendizaje

1.     Tome unos minutos para reflexionar sobre su vida personal y familiar para determinar, ¿quién, quiénes o qué son los Goliats desafiándole? Haga una lista de las personas, situaciones o circunstancias que parecen abrumadoras para usted.

 

2.     A la luz de lo que hemos aprendido de David, ¿qué necesita hacer para tener victoria sobre ellos?

 

3.     ¿Quién, quiénes o qué son los Goliats de su ministerio personal o la iglesia? Haga una lista de las personas, situaciones o circunstancias que están bloqueando los planes o sueños que tiene para su ministerio personal o para la iglesia.

 

4.     A la luz de lo que ha aprendido de David, ¿qué necesita hacer para tener victoria sobre ellos? ¿Qué son los pasos de acción que debe tomar para realizar los cambios que desea para su vida o familia?