¿Cómo puedo aumentar mi discernimiento espiritual?

Respuesta

El discernimiento se define como "la cualidad de poder ver y comprender lo que es oscuro; un acto de percibir algo; un poder para ver lo que no es evidente para la mente común".  La definición también enfatiza la precisión, como en "la capacidad de ver la verdad".  El discernimiento espiritual es la capacidad de distinguir la verdad y el error.  Es básico con tener sabiduría.

Argumentos y debates rodean la verdad espiritual porque es oscura.  Jesús, hablando a sus discípulos acerca de los fariseos, dijo: "A vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado" (Mateo 13:11).  Satanás "cegó el entendimiento de los incrédulos" (2 Corintios 4:4), así que Dios debe arrojar luz sobre la mente humana para permitirnos entender la verdad.  Es imposible alcanzar la sabiduría sin Dios.  Él da discernimiento o lo quita (Job 12:19-21).

Algunos han definido erróneamente el discernimiento espiritual como una conciencia dada por Dios de malas o buenas presencias espirituales -la capacidad de saber si un demonio está en la habitación.  Mientras que algunas personas pueden poseer esta capacidad, no es el significado bíblico del discernimiento.  En última instancia, el discernimiento espiritual tiene que ver con la sabiduría y la capacidad de distinguir la verdad del error.

La sabiduría es personificada en Proverbios 1 y descrita como alguien que podemos "conocer" (vv. 20-33).  La Biblia dice que Jesucristo "ha sido hecho por Dios sabiduría" (1 Corintios 1:30).  Por lo tanto, la sabiduría, o discernimiento espiritual, es algo que viene de conocer a Jesucristo.  La forma de obtener sabiduría del mundo es diferente a la de Dios.  Los sabios del mundo adquieren conocimiento y aplican la razón al conocimiento para resolver problemas, construir edificios y crear filosofías.  Pero Dios no hace que el conocimiento de sí mismo esté disponible por esos medios.  Primera Corintios 1:18-31 dice que la "sabiduría de los sabios" es frustrada por Dios que entrega la sabiduría a los "insensatos" y a los "débiles" por medio de una relación con Jesucristo.  De esta manera, "nadie se jacte en su presencia" (versículo 29).  Aprendemos a ser espiritualmente discernidores por conocerlo.

No es malo poseer conocimiento o tener una educación, y no está mal usar la razón y la lógica para resolver problemas.  Sin embargo, el discernimiento espiritual no puede ser alcanzado de esa manera.  Debe ser dado por la revelación de Jesucristo al creyente, y luego desarrollado por medio de entrenamiento en justicia (Hebreos 5:14) y oración (Filipenses 1:9).  Hebreos 5:11-14 muestra cómo se desarrolla el discernimiento espiritual.  El escritor habla a aquellos que se habían vuelto "tardos para oír", que significa que habían caído de la práctica del discerniendo espiritualmente.  El escritor de Hebreos les dice que todos los que viven de la "leche" (en lugar de la "comida sólida" deseada por los maduros) no es calificado en la palabra de justicia; sin embargo, los cristianos maduros "por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal".  Las claves, según este pasaje, están en llegar a ser expertos en la palabra de Dios (por la cual definimos justicia) y "práctica constante" (por la cual ganamos experiencia).

Entonces, ¿cómo se incrementa el discernimiento espiritual?  Primero, reconociendo que Dios es el único que puede aumentar la sabiduría, ruegue por ella (Santiago 1:5, Filipenses 1:9).  Entonces, sabiendo que la sabiduría para distinguir lo bueno de lo malo viene por medio del entrenamiento y la práctica, vaya a la Biblia para aprender la verdad y, por la meditación en la palabra, refuerce la verdad.

Cuando un banco contrata a un empleado, está capacitado para reconocer billetes falsos.  Uno pensaría que la mejor manera de reconocer una falsificación sería estudiar varias falsificaciones.  El problema es que cada día se crean nuevas falsificaciones.  La mejor manera de reconocer un billete falso es tener un conocimiento íntimo de lo real.  Habiendo estudiado los billetes auténticos, los cajeros de los bancos no se dejan engañar cuando aparece una falsificación.  El conocimiento de lo verdadero les ayuda a identificar lo falso.

Esto es lo que los cristianos deben hacer para desarrollar el discernimiento espiritual.  Debemos conocer lo auténtico tan bien que, cuando aparece el falso, podemos reconocerlo.  Al conocer y obedecer la palabra de Dios, seremos " por el uso [tener] los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal".  Conoceremos el carácter y la voluntad de Dios.  Este es el corazón del discernimiento espiritual - ser capaz de distinguir la voz del mundo de la voz de Dios, tener un sentido de que "esto es correcto" o "esto está mal".  El discernimiento espiritual evita la tentación y nos permite "Aborreced lo malo; seguid lo bueno" (Romanos 12:9).

GotQuestions - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.