SpanishHorizontalTagline (6).jpg

¿Cuál es mi parte en el proceso de transformación?

La pregunta entonces es ¿Cómo, precisamente, debo hacer mi parte en el proceso de mi propia transformación? ¿Cuál es mi plan? La respuesta a esta pregunta es, en formulación general: mediante la práctica de disciplinas espirituales o disciplinas para la vida espiritual. Es posible que no conozcamos ni usemos esta terminología, pero a lo que se refiere es a lo que debemos hacer.

¿Qué es la disciplina? Una disciplina es una actividad dentro de nuestro poder, algo que podemos hacer, que nos lleva a un punto en el que podemos hacer lo que actualmente no podemos hacer mediante el esfuerzo directo. La disciplina es, de hecho, una parte natural de la estructura del alma humana, y casi nada se logra sin ella, como en la educación, la cultura u otros logros. Todo, desde aprender un idioma hasta levantar pesas, depende de ello, y su disponibilidad en la composición humana es lo que hace que el ser humano sea responsable del tipo de persona en que se convierte. Los animales pueden ser entrenados, pero son incapaces de disciplina en la forma en que es esencial para la vida humana.