Más fuerte en tu caminar

Tener un socio o grupo de responsabilidad te ayudará a crecer en tu fe y ministerio. La idea es reunirse semanalmente o quincenalmente con otros (1 a 3) en quienes confíes y que sean de tu mismo sexo. La responsabilidad nos capacita para compartir nuestras vidas con los demás de una manera introspectiva y profunda.

Entrar en una relación como esta no es necesariamente para sólo ayudar a los que tienen necesidades. “Es para los fuertes que quieren ser más fuertes y los desconectados que necesitan estar conectados” Dijo el Dr. Richard J. Krejcir, en www.discipleshiptools.org

Mírense a los ojos y hagan las preguntas difíciles que acordaron hacer la semana pasada. Oren los unos por los otros y si hay un asunto recurrente, podrían considerar alentar a la persona para que busque más ayuda que la que el grupo puede proveer. La responsabilidad es necesaria no solo en un área sino en todas las áreas de la vida de un misionero (espiritual, moral, sexual, familiar, dinero, ministerio, etc.). Ser responsable es hablar con alguien que confiamos de manera sincera acerca de lo que está sucediendo en nuestra vida, luchas, preocupaciones, derrotas, tentaciones, etc.

Pero tememos que podría ser embarazoso. Esto es lo que Satanás quiere – que estemos solos en nuestras luchas. Sin embargo, Dios quiso que estemos con otros para afilarnos los unos a los otros espiritualmente. Todos luchamos con algo, probablemente con pocas cosas. Tú no eres diferente. Satanás simplemente quiere que así lo creas.

“La meta es nuestra formación espiritual que es madurez cristiana, crecimiento, y el carácter derivado de Dios obrando en nosotros y que elaboremos nuestra fe los unos con los otros”, dijo el Dr. Krejcir.

La tutoría tiene potencial para mejorar el bienestar espiritual de otros de modo que la madurez se desarrolle y que la transformación empiece a suceder, “amigos que apoyan tu viaje de transformación en la espiritualidad cristiana”.

Con responsabilidad tú dices lo que has hecho la semana pasada, de modo que puedas ser más fuerte la semana siguiente. Frecuentemente evitas algunas tentaciones porque sabes que tendrás que responder a tu compañero de responsabilidad esta semana.

Ejemplos de preguntas de responsabilidad

  1. ¿Has tenido un tiempo diariamente para las escrituras y en oración?

  2. ¿Has tenido algunas actitudes coquetas o lujuriosas, pensamientos tentadores, o te has expuesto a algunos materiales explícitos que no glorifican a Dios?

  3. ¿Has estado completamente más allá de todo reproche en tus tratos financieros?

  4. ¿Has tenido un tiempo de relación de calidad con la familia y amigos?

  5. ¿Has hecho el 100% de lo mejor en tu trabajo, colegio, etc.?

  6. ¿Tus palabras han edificado o derrumbado a otros o a ti mismo?

  7. ¿Te has expuesto o contribuido al chisme?

  8. ¿Te has comprometido con tus palabras?

  9. ¿Sientes que perdiste oportunidades de hablar con la gente acerca del Señor esta semana?

  10. ¿Has cuidado tu cuerpo por medio del ejercicio físico diario y adecuados hábitos de alimentación/sueño?

  11. ¿Nos has mentido en algunas de tus respuestas hoy?

Revista VAMOS. ¡Nos toca a nosotros!, Tema: la vida espiritual, Mayo 2013

Fuente: www.characterthatcounts.org