¿Qué significa glorificar a Dios?

"Glorificar a Dios" significa darle la gloria. La palabra gloria en relación a Dios en el antiguo testamento, da la idea de la grandeza de esplendor. En el nuevo testamento, la palabra traducida "gloria" significa "dignidad, honor, alabanza y adoración". Colocando las dos juntas, descubrimos que glorificar a Dios significa reconocer su grandeza y darle el honor alabándolo y adorándolo, principalmente porque él y solo él, merece ser alabado, honrado y adorado. La gloria de Dios es la esencia de su naturaleza, y le damos gloria al reconocer esa esencia.

La pregunta que viene a la mente es si Dios tiene toda la gloria, lo cual es verdad, ¿cómo podemos "darle" gloria? ¿Cómo podemos darle a Dios algo que desde el principio ya es de él? La clave se encuentra en 1 Crónicas 16:28-29, "Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos, dad a Jehová gloria y poder. Dad a Jehová la honra debida a su nombre; traed ofrenda, y venid delante de él; postraos delante de Jehová en la hermosura de la santidad". En este versículo, vemos dos acciones por nuestra parte que conforman la acción de glorificar a Dios. Primero, "tributamos" o le damos gloria porque lo merece. Nadie más merece la alabanza y adoración que damos para glorificarlo. Isaías 42:8 confirma esto: "Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas". En segundo lugar, debemos "traer una ofrenda" a Dios como parte de la adoración que lo glorifica. ¿Cuál es la ofrenda que le traemos para glorificarle?

La ofrenda que traemos a Dios mientras venimos delante de él en el esplendor o la belleza de su santidad, implica un pacto, obediencia, sumisión, y recordando sus atributos o exaltándolo. Glorificar a Dios comienza cuando estamos de acuerdo con todo lo que él dice, especialmente lo que dice de sí mismo. En Isaías 42:5, Dios declara, "Así dice Jehová Dios, Creador de los cielos, y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos; el que da aliento al pueblo que mora sobre ella, y espíritu a los que por ella andan". Debido a que él es santo, perfecto y verdadero, sus declaraciones y estatutos son santos, perfectos y verdaderos (Salmo 19:7), y lo glorificamos cuando los escuchamos y estamos de acuerdo con ellos. La palabra de Dios, la biblia, es su palabra para nosotros, todo lo que necesitamos para vivir en él. Aunque escucharlo y estar de acuerdo con él no lo glorificará, a menos que también nos sometamos a él y obedezcamos los mandatos contenidos en su palabra. "Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, y su justicia sobre los hijos de los hijos; sobre los que guardan su pacto, y los que se acuerdan de sus mandamientos para ponerlos por obra" (Salmo 103:17-18). En Juan 14:15 Jesús reiteró la idea de que glorificar y amar a Dios son lo mismo: "Si me amáis, guardad mis mandamientos".

También glorificamos a Dios recordando sus atributos y sus obras. Esteban, en su último sermón antes de morir por causa de su fe, contó la historia de los tratos de Dios con Israel desde el momento en que Abraham abandonó su país en obediencia al mandato de Dios, hasta la venida de Cristo, el "justo", a quien Israel traicionó y mató. Cuando hablamos de la obra de Dios en nuestras vidas, de cómo nos salvó del pecado, y de las obras maravillas que hace en nuestras mentes y en nuestros corazones cada día, lo glorificamos delante de los demás. Aunque otros no siempre quieren escucharnos glorificar a Dios, él está más que contento por eso. La multitud que escuchó a Esteban odiaba lo que él decía, taparon sus oídos y corrieron hacia él para apedrearle. "Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios" (Hechos 7:55).

Glorificar a Dios es exaltar sus atributos tales como su santidad, fidelidad, misericordia, gracia, amor, majestad, soberanía, poder y omnisciencia, por nombrar unos pocos, recordándolos una y otra vez en nuestras mentes y contándole a los demás acerca de la extraordinaria naturaleza de la salvación que él ofrece.

GotQuestions - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.