Evaluar la salud espiritual

1. Acepto y experimento el perdón de Dios y su amor incondicional en mi vida diaria.

1.png

2. Entiendo claramente qué son las disciplinas espirituales (la reflexión, la soledad y el silencio, la meditación de la Palabra, la oración, memorizar las escrituras, mantener un diario, etc.) y sus propósitos.

3. Practico regularmente la mayoría de las disciplinas espirituales.

4. Entiendo que el objetivo final del viaje de mi vida es el proceso de ser transformado a la imagen de Cristo, para su gloria.

5. Mi ministerio fluye desde mi relación con Dios.

6. Estoy contento con quién soy y en lo que me estoy convirtiendo.

7. Estoy contento y agradecido por las personas, circunstancias, desafíos, oportunidades de trabajo y ministerio que Dios ha puesto en mi vida.

8. La honestidad, la integridad, la pureza sexual y la sumisión a la autoridad son parte del patrón de mi carácter.

9. Puedo decir con confianza que soy fiel, dócil y obediente.

10. Mis acciones y prioridades demuestran que estoy totalmente comprometido a  servir y edificar a otros creyentes.

11.  Mi práctica de la oración cada semana refleja mi comprensión de la prioridad de la oración.

12.  Soy escrupuloso en no permitir que el pecado resida en mi vida.

13.  No hay adicciones (pornografía, comida, TV, Internet, etc.) que controlen mi vida.

No       Sí                              Si es así, ¿cuáles son?

14.  ¿Qué área de mi vida espiritual es más urgente que cambie o transforme?