Recursos ObreroFiel Logo (with Tag) Long (1).jpg

Sugerencias sobre la meditación bíblica

Es recomendable estar leyendo y meditando pasajes a través de un libro de la Biblia o pasajes consecutivos de un capítulo entero. Es mejor meditar un pasaje breve para poder profundizarse más. Se puede leer un capítulo y después escoger un pasaje para la meditación.

La meditación bíblica puede describirse en 3 fases

  1. Reconocer la verdad.
  2. Reflexionar sobre la verdad y la vida.
  3. Responder a la verdad.

sugerencias

  • Escoger un pasaje bíblico breve. Leerlo repetida y reflexivamente.

  • Anotar las ideas que le impactan y algunas aplicaciones personales. (Si anota sus ideas, hará observaciones y aplicaciones más concretas.)

  • Orar tocante a estas ideas y aplicaciones, dejando que le guíen en torno a la adoración, la confesión, la sumisión, las decisiones y las peticiones.

  • No debe preocuparse tanto por el método sino tener las actitudes de expectativa, amor, apertura, concentración, sensibilidad, sumisión y paciencia para escuchar el mensaje de Dios.

la meditación debe llevarnos a la oración y a la comunión con dios

Al meditar en la Palabra de Dios, cada tema que nos impacta, cada decisión que tomamos, cada respuesta del corazón, cada sentimiento hacia Dios debe llevarnos a la oración. Debemos comunicar a Dios nuestro amor, sumisión, arrepentimiento, propósitos y dependencia de él.

hemos de meditar en la palabra de dios con regularidad

Debemos hacerlo diariamente o, por lo menos, varias veces en la semana. Así el Espíritu de Dios tiene la oportunidad de llevarnos constantemente a amar a Dios, adorarle, arrepentirnos, conocer su voluntad, someternos a él, obedecerle y hacer nuevos propósitos.                    

La meditación requiere más tiempo y paciencia que sólo leer la Biblia. El cultivar una relación amorosa siempre requiere tiempo y atención. Dios ha sido más que generoso con nosotros. Podemos ser generosos con nuestro tiempo con él. La relación con Dios es la relación más importante de nuestra vida. También, recordemos que cuando hemos sido enseñados, purificados, fortalecidos y guiados por Dios, seremos más eficaces en las otras horas de nuestra vida.

hemos de disfrutar de la meditación y comunión con dios

Pidamos a Dios que nos dé hambre y sed de él y de su Palabra. Al responder a la Palabra, el apetito espiritual crecerá: "Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual" (1 Pedro 2:2). "En la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche" (Salmo 1:2). "Así clama por ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo...." (Salmo 42:1-2). "De madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas, para ver tu poder y tu gloria....Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, y con labios de júbilo te alabará mi boca....Está mi alma apegada a tí...." (Salmo 63:1-2, 5, 8).

Autor: Dr. Stanford Orth, “Usado con permiso”

ObreroFiel.com- Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.