Viviendo en una relación personal con Dios

Principio clave 1: Comprender la creación de Dios

Reflexión 5: aplicación / proyecto familiar

Ahora es el momento para que evalúe lo que haya aprendido de este capítulo sobre Dios y su diseño para la familia. ¿Cómo se pueden aplicar prácticamente estos principios a su familia?

En la sección de aplicación al final de cada capítulo, puede ser útil comparar con su cónyuge lo que hayan escrito y tal vez comentarlo con otros miembros de la familia.

18. Escriba una breve exposición de lo que cree que son las cosas más importantes que aprendió en este capítulo acerca de Dios y Su designio.

 

 

19. Seleccione uno o dos pasajes de este capítulo que le impactaron en particular. Enumere las referencias y anote los pensamientos que le impresionaron en cada pasaje. Considere la posibilidad de memorizar el versículo o versículos que haya seleccionado.


 

20. Después de repasar las respuestas a las preguntas en este capítulo - con oración - ¿sabe de cualquier necesidad en su vida en la que debe aplicarse en este momento? Si es así, describa brevemente esta necesidad.

 

    

¿Qué pasaje de la Escritura trajo esto a su atención?

 

¿Qué medidas concretas va a tomar para satisfacer esta necesidad?
 

                    

¿Cómo va a evaluar su progreso?

 

Proyecto familiar

Escoja uno o más proyectos cada semana. Estos proyectos y los que figuran al final de los capítulos posteriores pueden ser un ejercicio valioso para la práctica de los principios bíblicos que ha estudiado. Al leer las instrucciones, piense en formas creativas para que sean significativas y agradables para cada miembro de la familia. Planifique para incluir a todos los niños que tienen una edad suficiente para disfrutar del tiempo juntos. Si los hijos son mayores, permita tiempo para una discusión más profunda de sus pensamientos y las preguntas que puedan tener y deje que le ayuden a planear el proyecto.

1. Lean el Salmo 100 juntos. Luego comenten sobre el salmo durante unos minutos haciendo preguntas de investigación que comienzan con quién, qué, dónde, cuándo, por qué, o cómo. Por ejemplo:

¿Qué debemos saber sobre el Señor? ¿Qué significa que somos las ovejas de su prado? ¿Por qué debemos alabar y dar gracias a Dios? ¿Qué es lo que se nos dice que hagamos?

Que cada miembro de la familia elabore al menos una pregunta para los demás. Después dé un tiempo de compartir las preguntas y respuestas, oren juntos. Permita que cada persona piense en algo por lo cual dar gracias a Dios. Se podría animar a cada uno de ellos agradecer a Dios por haberle creado como una persona única y por amarlo y aceptarlo.

2. Esta semana haga que cada miembro de la familia escoja y recorte imágenes de revistas y periódicos que muestren sus propias características únicas. Luego compilen todas las imágenes en un collage familiar. Comenten cómo Dios les ha dado cualidades individuales que se complementan y contribuyen a la unidad de la familia.

© Derechos reservados. Usado por permiso de NavPress. Escrito por Los Navegantes© 1980, www.navpress.com