Viviendo en una relación personal con Dios

Principio clave 5: Invertir en el reino de Dios

Reflexión 5: Aplicación / proyecto familiar

Este es el momento para evaluar cómo usted se está invirtiendo en el reino de Dios; como individuo y como familia. Tómese el tiempo para repasar lo que ha aprendido, y luego determinar sus próximos pasos a seguir.

20. Basándose en lo que ha aprendido en este capítulo, escriba un breve resumen de lo que cree que son las verdades más importantes sobre el reino de Dios y Su importancia para usted.


            

21. Seleccione uno o dos pasajes sobre Dios y Su reino que le impactaron en especial. Haga una lista de las referencias y anote los pensamientos que le impresionaron. Luego memorice uno o dos versículos.


 

22. En vista de lo que ha estudiado, ¿cuáles son algunos pasos prácticos que su familia puede tomar para asegurarse de que invierten sus vidas en el servicio del reino de Dios?

 

23. Después de orar, revise sus respuestas en este capítulo.

¿Hay alguna necesidad en su vida que debe atender en este momento? Si es así, descríbala brevemente.


 

¿Qué pasaje de la Escritura trajo esto a su atención?


 

¿Qué medidas concretas va a tomar para atender a esta necesidad?


 

¿Cómo va a evaluar su progreso?

 

Proyecto familiar

Elija uno o más.

1. Medite en Mateo 6:33 y haga que diferentes miembros de la familia repitan el versículo, cada vez haciendo hincapié en una palabra diferente. Cada vez que se repita, piensen en lo que se comunica con ese énfasis.

(Por ejemplo: "Buscad primero Su Reino"; "Buscad primero Su Reino"; "Buscad primero Su Reino"; y así sucesivamente a través de todo el versículo.) O bien, canten el versículo, usando una melodía que ya conocen o una inventada.      

2. Identifiquen una familia necesitada en el vecindario o iglesia. Preparen un proyecto entre toda la familia para servirles de una manera práctica y sabia.

3. Escombren la casa y hagan una lista de artículos que rara vez o nunca usan: electrodomésticos, ropa, juguetes o herramientas. Decidan lo que podrían dar a otras familias que harían mejor uso de ellos. Consideren apartar una parte o la totalidad de su huerto para darles los productos a familias necesitadas.

© Derechos reservados. Usado por permiso de NavPress. Escrito por Los Navegantes© 1980, www.navpress.com