Las aflicciones

cómo sostenernos ante los vientos de la adversidad

“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos. El hermano que es de humilde condición, gloríese en su exaltación; pero el que es rico, en su humillación; porque él pasará como la flor de la hierba. Porque cuando sale el sol con calor abrasador, la hierba se seca, su flor se cae, y perece su hermosa apariencia; así también se marchitará el rico en todas sus empresas. Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman” (Santiago 1:2–12)

Cuando las pruebas turbulentas soplan en los cielos soleados de su vida, ¿cómo responde? ¿Entra en pánico buscando soluciones? Más bien, reconozca que las pruebas en su vida revelan que Dios podría estar tratando de comunicar un mensaje a través de usted. Quizá su tendencia sea negar los hechos, culpar a otros o simplemente hundirse en la autocompasión. Sin importar el pronóstico del tiempo, tenga presente que el Espíritu de Cristo vive en usted y le da poder para vivir por encima de los vientos de cualquier adversidad.
— June Hun

¿cuáles son algunas verdades acerca de las pruebas?

Todas las personas experimentan pruebas. “Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese”. (1 Pedro 4:12)

Las pruebas tienen un propósito divino. “Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado”. (Romanos 5:3-5)

Las pruebas son temporales. “En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas”. (1 Pedro 1:6)

Dios controla las pruebas. “Dios... no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir”. (1 Corintios 10:13)

Las pruebas fortalecen nuestras áreas débiles. “Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte”. (2 Corintios 12:10)

Las pruebas vienen junto con la gracia de Dios para soportarlas. “Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad” (2 Corintios 12:9)

Somos llamados a tener pruebas y sufrimiento

Llamados al compromiso. Dios nos llama a soportar el dolor y el sufrimiento injusto porque nos hemos comprometido a seguir a Cristo. (1 Pedro 2:19–21)

Llamados a la corrección. Dios nos disciplina porque nos ama; somos sus hijos amados. (Hebreos 12:7)

Llamados a la compasión. El sufrimiento es la escuela de la experiencia que puede darle un corazón compasivo hacia otros. (2 Corintios 1:3–5)

Llamados al conflicto. Dios nos llama a tomar una postura a favor de la verdad y la justicia en medio del error. Aquellos que decidan llevar vidas piadosas en medio de los valores mundanos serán criticados y perseguidos. (2 Timoteo 3:12)

Llamados a ser como Cristo. Dios diseña fuegos purificadores que limpian nuestro carácter y nos hacen más como Cristo. (Romanos 8:29)

Llamados a vencer. Dios permite a Satanás que nos tiente y nos ataque de la misma manera en que lo hizo con Cristo, con el objeto de que podamos resistirlo y vivir una vida victoriosa por nuestra posición en Cristo. (Romanos 8:37)

“Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución”. (2 Timoteo 3:12)


PASAJE CLAVE PARA LEER Y MEDITAR

Santiago 1:1–12

 

Versículo clave para memorizar

“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”.(Isaías 43:2)


invierno...sufriendo los helados ataques del dolor

Los fríos vientos del sufrimiento, las lágrimas y el dolor soplan para todos, pero como cristiano, usted tiene un refugio fuerte sabiendo que . . .

  • Dios lo ama. (Romanos 8:38–39)
  • Dios está con usted. (Hebreos 13:5)
  • Dios está interesado en sus luchas. (1 Pedro 5:7)
  • Dios controla sus circunstancias. (Daniel 2:20–23)
  • Dios es digno de confianza. (Romanos 11:33)
  • Dios le da suficiente gracia. (2 Corintios 9:8)
  • Dios tiene el futuro en sus manos. (Isaías 43:18–19)

primavera...sembrando las semillas del propósito

Dios ha estado preparando la tierra de su corazón por medio de las pruebas y el sufrimiento. Usted puede sembrar las semillas de . . .

  • Gratitud—Agradezca a Dios por lo que él está haciendo en su vida. (1 Tesalonicenses 5:18)                    
  • Gozo—Regocíjese en el Señor, sabiendo que el resultado está en las manos de él. (Romanos 5:3)
  • Humildad— Sepa que Dios da gracia a los que tienen el corazón roto. (Santiago 4:6)
  • Sabiduría—Sature su mente con las Escrituras. (Salmos 119:15–16)
  • Oración—No se preocupe; más bien, ore por todo. (Filipenses 4:6–7)
  • Resistencia— Acuda al Señor para que le libre. (1 Corintios 10:13)                    
  • Confianza— Encomiéndese al Señor, quien juzga justamente. (1 Pedro 2:23)
  • Obediencia— Aprenda a escuchar y a obedecer la voz de Dios. (2 Juan 6)
  • Alabanza— Concéntrese en la grandeza de Dios, no en sus circunstancias. (Hebreos 13:15)

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia”. (Romanos 5:3)

verano...viviendo bajo el resplandor de la provisión

Reconozca que las pruebas en su vida revelan que Dios podría estar tratando de comunicar un mensaje a través de usted.

- Sepa que hay poder en la palabra de Dios. Memorice y cite Romanos 6:1-2 cuando sea tentado a pecar.

Dígase a sí mismo: “¿Seguiré pecando? ¡De ninguna manera! Estoy muerto al pecado. ¿Cómo puedo seguir viviendo en él?” (Romanos 6:1–2)

- Sepa que el Espíritu de Cristo vive en usted.

Dígase a sí mismo: “¡Tengo el poder de Cristo en mí!” (Romanos 8:10–11)

Otoño...recogiendo la cosecha de las promesas de Dios

Cuando respondemos correctamente a las pruebas que experimentamos, obtenemos gran ganancia. En la medida en que permita al Maestro labrador trabajar en la tierra rocosa e improductiva de su vida, cosechará paciencia y madurez.

Preguntas para considerar

  1. La Biblia trata el tema de las aflicciones de principio a fin. De hecho, un libro entero se dedica a este tema (Job), y muchos de los salmos se tratan de la angustia y la prueba.  ¿Por qué cree que Dios da tanto énfasis al tema del sufrimiento en su palabra para nosotros?
  2. Aunque el mundo solo ve el sufrimiento como algo negativo, ¿qué nueva perspectiva ha visto en este estudio sobre las aflicciones?
  3. ¿En qué “estación” del sufrimiento está usted, invierno, primavera, verano, u otoño? ¿Qué principio puede aprender y aplicar del estudio en esta etapa de su vida?
  4. Vea Hebreos 12:11.  ¿Qué cosecha espiritual desearía usted recoger como resultado de las aflicciones que ahora está pasando?  Pídale a Dios esa cosecha en su vida.
  5. Anote 5 versículos que leyó en este estudio que le fueron de aliento en especial.  Póngalos en un lugar visible.
  6. Tal vez cuando usted recibió el evangelio, no hubo énfasis sobre el costo de seguir a Cristo (Fil. 1:29; Mt. 16:24).  ¿Qué le ha costado a usted seguir a Cristo?
  7. Quizás le sorprende cuanta adversidad ha tenido en su vida como seguidor de Cristo.  Pero Cristo nunca ocultó esta realidad (Juan 16:33), y por medio de él, usted es más que vencedor (Rom. 8:35-37).   Comprométase de nuevo a seguir a Cristo en el gozo y en la aflicción.

Las Referencias Rápidas de la Biblioteca de Claves Bíblicas para Consejería de Hope For The Heart proveen verdades bíblicas concisas para los problemas actuales.
Para mayor información sobre este tema pida la Clave Bíblica: “Las aflicciones: Las etapas del sufrimiento.”
Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite
www.hopefortheheart.orgwww.esperanzaparaelcorazon.org / P.O. Box 7, Dallas, TX 75221
Nuestros representantes le atenderán con gusto. Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión. © Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados. © 2006 HOPE FOR THE HEART