La esperanza

EL REGALO DE LA ESPERANZA

¿Está la esperanza tan lejos de usted como el horizonte a través del océano? ¿Se pregunta si alguna vez podrá recuperar la estabilidad y la ilusión de la vida? Lo primero que debe considerar es que la esperanza no es un sentimiento, sino un regalo de Dios para usted. La esperanza es el ancla que él le otorga para que su corazón y su vida encuentren estabilidad.           

“Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado”.

(Romanos 5:5)

“Muchas personas significativas para mí me han defraudado. ¿Cómo puedo tener esperanza después de todo?”

La gente le falla a la gente. Si deposita su esperanza en Dios, él nunca le fallará.

“Alma mía, en Dios solamente reposa, porque de él es mi esperanza” (Salmos 62:5)

 

“No le veo futuro a mi vida. ¿Cómo puedo seguir adelante así?”

Dios creó su vida, por lo tanto, siempre hay esperanza para el futuro.

“He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, sobre los que esperan en su misericordia” (Salmos 33:18) 

Puertos no confiables

La esperanza falsa que se deposita sobre la arena fallará en algún momento. Los siguientes son algunos lugares no seguros donde tendemos a anclar nuestra vida:    

  1. Política: Trae pérdida de la fe en el gobierno (Salmos 9:15)
  2. Económica: Hay pérdida de recursos económicos (Eclesiastés 7:14)
  3. Social: Pérdida de sensibilidad moral (Jueces 17:6)
  4. Legal: Pérdida de la verdadera justicia (Salmos 58:1–2)
  5. Vocacional: Pérdida de significancia en el trabajo (Eclesiastés 4:8)
  6. Física: Pero hay pérdida de la salud (Salmos 38:3)
  7. Financiera: Pérdida de seguridad económica (1 Timoteo 6:17)
  8. Relacional: Pérdida de intimidad (Malaquías 2:14)
  9. Religiosa: Pérdida de las bases bíblicas (Hebreos 10:11)

“No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas”.

(2 Corintios 4:18)

Recomendaciones para la familia y los amigos

Redención en Cristo. “Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros... llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos. Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal”. (2 Corintios 4:7,10–11)            

Resurrección de Cristo. “Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros”. (1 Pedro 1:3–4)                

El carácter de Dios. “Él es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; es justo y recto” (Deuteronomio 32:4)  

Las promesas de Dios. “Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido”. (Romanos 4:20–21) 


PASAJE CLAVE PARA LEER Y MEDITAR

Lamentaciones 3:19–25

Versículo clave para memorizar

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” 

(Jeremías 29:11)


LA CUERDA SALVAVIDAS DE LA ESPERANZA

Si usted dice: “He perdido toda esperanza”.

Dios dice: Sujétate a mi esperanza. (Hebreos 6:19)

Si usted dice: “Es imposible”.

Dios dice: Todas las cosas me son posibles. (Lucas 18:27)

Si usted dice: “No puedo hacerlo”.

Dios dice: Todo lo puedes en Cristo que te fortalece. (Filipenses 4:13)

Si usted dice: “Nada bueno podría salir de esto”.

Dios dice: Sé cómo sacar algo bueno de esto. (Romanos 8:28)

Si usted dice: “No puedo suplir todas mis necesidades”.

Dios dice: Yo puedo suplir todas tus necesidades. (Filipenses 4:19)

Si usted dice: “No conozco el camino”.

Dios dice: Te enseñaré mis caminos. (Salmos 32:8)

afirmese en la esperanza, el ancla de su alma

El ancla es un símbolo de la esperanza cristiana.

  • Acepte a Cristo como su única esperanza. (Efesios 2:12)
  • Nunca deposite su confianza en lo que puede ver, sino en lo que no puede ver. (Romanos 8:24–25)
  • Clame a Dios por sus planes y promesas. (Jeremías 29:11)
  • Espere en el poder redentor de Dios. (Salmos 42:5)
  • Ofrezca su fe y amor a los demás creyentes. (Colosenses 1:3–6)
  • Comparta con los demás para que puedan conocer la esperanza del llamado divino. (Efesios 1:18–19)

“La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo”. (Hebreos 6:19)

Preguntas para considerar

  1. En sus propias palabras, ¿cómo es la esperanza un don y un ancla de Dios?
  2. ¿En qué lugares ha perdido su esperanza? ¿Por qué no son fiables?
  3. ¿Cuál de las cuatro fuentes bíblicas de esperanza inspira a su alma en este momento?
  4. ¿Con qué cuerda salvavidas de esperanza se identificas más? ¿Cómo la Palabra de Dios le motiva y le da esperanza?
  5. ¿Qué pasos tomará para mantener la esperanza?
  6. ¿Qué versículos bíblicos memorizará y meditará mientras se aferras a la esperanza que se encuentra en el Señor?        

Las Referencias Rápidas de la Biblioteca de Claves Bíblicas para Consejería de Hope For The Heart proveen verdades bíblicas concisas para los problemas actuales.
Para mayor información sobre este tema pida la Clave Bíblica: “La esperanza: El ancla del alma.”
Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite
www.hopefortheheart.orgwww.esperanzaparaelcorazon.org / P.O. Box 7, Dallas, TX 75221
Nuestros representantes le atenderán con gusto. Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión. © Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados. © 2006 HOPE FOR THE HEART