¿Hay alguna diferencia entre gozo y alegría?

Respuesta

No hay una diferencia explícita entre gozo y alegría. Ambos implican las emociones, ambos son sentimientos placenteros, y ambos son mencionados en la Escritura en pasajes que igualan los dos.

Una definición del diccionario de la alegría es "Sentimiento de placer originado generalmente por una viva satisfacción y que, por lo común, se manifiesta con signos exteriores".  Una definición de la palabra regocijo, relacionada con la palabra gozo, es "Alegría, sentimiento intenso de contento y placer que se manifiesta, por lo general, con signos exteriores,". Dependiendo de la traducción, la Biblia usa las palabras alegre y la alegría alrededor de 30 veces, mientras que el gozo y el regocijo aparecen más de 300 veces.

Jeremías 31:13 dice: "Entonces la virgen se alegrará en la danza, los jóvenes y los viejos juntamente; y cambiaré su lloro en gozo, y los consolaré, y los alegraré de su dolor."  Aquí, en el paralelismo de la poesía hebrea, las palabras gozo y alegría se usan sinónimamente.  Y Proverbios 23:25 dice: "Alégrense tu padre y tu madre, Y gócese la que te dio a luz."  Alegrarse es lo mismo que regocijarse en este versículo.  A menos que estemos dispuestos a decir que el gozo y la alegría son cosas completamente diferentes, entonces debemos decir que el gozo y la alegría están vinculadas.

Es común hoy en día oír a los creyentes hablar de una diferencia entre gozo y alegría.  La enseñanza suele hacer los siguientes puntos: 1) La alegría es un sentimiento, pero el gozo no lo es.  2) La alegría es fugaz, pero el gozo es eterno.  3) La alegría depende de las circunstancias u otras personas, pero el gozo es un regalo de Dios.  4) La alegría es mundana, pero el gozo es divino.  Pero no hay tal distinción hecha en la Escritura, y forzar una distinción entre dos palabras que son tan obviamente cercanas en significado es innecesario.

Si una persona es gozosa, entonces él o ella es alegre.  No hay tal cosa como alegría triste.  No podemos vaciar el gozo de la emoción y aun así la llamamos "gozo".  Cuando el Espíritu de Dios nos da gozo, entonces somos personas alegres.  Los cristianos deben gozar; la alegría debe caracterizar nuestra vida cotidiana.

Santiago 1:2 dice: "Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,"  Los cristianos pueden ser alegres, incluso en medio de las dificultades, porque sabemos que "la prueba de nuestra fe produce paciencia.  Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna."(versículos 3-4).  Mientras perseveramos en las pruebas, con la ayuda de Dios, nuestra fe se fortalece y madura.  Por la gracia de Dios podemos estar alegres a pesar de nuestras circunstancias.

El gozo se presenta a menudo como la satisfacción "verdadera" basada en la fe.  La alegría, por el contrario, se suele considerar como una emoción "falsa" o "superficial" dependiente de las circunstancias.  Pero esta es una falsa dicotomía.  No hay nada en la Biblia que sugiera que divorciemos el gozo de la alegría.  Las dos son iguales.

Por supuesto, hay diferentes tipos de gozo y alegría.  Hay un gozo que viene del mundo, tal como "los deleites temporales del pecado" mencionados en Hebreos 11:25.  Hay un gozo que es parte del fruto del Espíritu (Gálatas 5:22).  Hay una alegría temporal y una alegría eterna, pero podemos llamarla "alegría".  No necesitamos buscarle tres pies (o cinco patas en P.R.) al gato entre el significado del gozo y la alegría.  Sólo tenemos que decidir de dónde viene nuestro gozo.  ¿Estamos alegres en el Señor, o nos contentamos con la alegría que el mundo ofrece?

Solomon probó la marca de la felicidad del mundo y la encontró carente: "Dije yo en mi corazón: Ven ahora, te probaré con alegría, y gozarás de bienes.  Mas he aquí esto también era vanidad.  A la risa dije: Enloqueces; y al placer: ¿De qué sirve esto?"(Eclesiastés 2:1-2).  El gozo del mundo es hueca, pero el gozo del Señor es rico y abundante.  La alegría del mundo se desvanecerá con el tiempo, pero el pueblo de Dios estará alegre para siempre.

"Y los redimidos de Jehová volverán, y vendrán a Sion con alegría; y gozo perpetuo será sobre sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido." (Isaías 35:10).

GotQuestions - Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda.