El rechazo

El dolor del rechazo

Nada lastima más el corazón que el rechazo. No hay herida más penetrante que ser despreciado por un ser querido. Ni aun la muerte quebranta el corazón tan profundamente como el sentirse apartado y abandonado. Es devastador cuando alguien cercano se marcha. El rechazo afecta la imagen que tenemos de nosotros mismos, quebranta nuestra confianza y hace que se desvanezca la esperanza.

Y mientras todo eso sucede, los recuerdos del ser amado se quedan en todos los rincones de la mente. Vuelven a la memoria una y otra vez, a veces en forma de un suspiro, en otras, como un grito, para recordarnos los mensajes negativos que dicen “nadie te quiere, no vales nada”.

¿Siente que su corazón está quebrantado? ¿Su espíritu está devastado? No hay mejor remedio que saber que Dios lo ama incondicionalmente. Él nos acepta para siempre.

Cuando el dolor parezca no tener fin y su corazón esté muy sensible, continúe confiando su vida en las manos compasivas del Señor. Él lo sostendrá con su corazón lleno de amor hasta que experimente la sanidad completa, porque,

“Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu”. (Salmos 34:18)

“A mi madre no le interesa mi vida ni mis problemas. Ella no pasa tiempo conmigo, no me demuestra amor o afecto ¿Por qué me sigue rechazando?”

Tristemente muchos padres no saben cómo cuidar de sus hijos. La falta de amor de su madre evidencia que ella misma tiene carencias emocionales, su rechazo hacia usted demuestra el vacío que lleva en su corazón.

  • Ore al Señor para que le ayude a no tomar de manera personal la conducta de ella. Su falta de amor no tiene nada que ver con usted.
  • Reconozca que el vacío de ella le impide suplir la necesidad de su corazón.
  • Reciba por completo el amor incondicional de Dios y céntrese en él. Aunque usted no tiene poder para hacer que su madre le exprese su amor, Dios le dará todo el amor y aceptación que usted necesita, dándole así la fortaleza para sobreponerse al rechazo.                                

La Biblia provee una seguridad especial...

“Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá”. (Salmos 27:10)

Causas evidentes de rechazo

Algunas razones por las que la gente se siente rechazada son muy obvias. Es probable que los tiempos más solitarios de su vida sean resultado de haber experimentado el rechazo continuo por:

  • Abandono
  • Adopción
  • Confinamiento
  • Abuso sexual infantil
  • Falta de aprobación
  • Divorcio
  • Violencia doméstica
  • Castigos excesivos
  • Favoritismo
  • Humillación
  • Infidelidad
  • Prejuicios
  • Violación
  • Abuso verbal

“Sobre ti fui echado desde antes de nacer; desde el vientre de mi madre, tú eres mi Dios”.(Salmos 22:10)

causas ocultas del rechazo 

Así como hay razones obvias para sentirse rechazado, también hay otras que permanecen ocultas. Sin embargo, este tipo de rechazo es igual o más doloroso que el rechazo evidente.                    

  • Adicciones
  • Promesas sin cumplir
  • Comparaciones
  • Hacer grupos exclusivistas
  • Enfermedad incurable
  • Jugar con las emociones
  • Discriminación de género
  • Discapacidades
  • Control excesivo
  • Excesos
  • Aceptación condicionada

“Desde los cielos miró Jehová; vio a todos los hijos de los hombres; desde el lugar de su morada miró sobre todos los moradores de la tierra. El formó el corazón de todos ellos; atento está a todas sus obras”. (Salmos 33:13-15)

poniendo fin al ciclo del rechazo

Memorice y medite en los siguientes pasajes bíblicos.

Rechazo. “El hecho de que una persona me rechace no significa que todo el mundo lo haga. Jesús me ama, sin importar lo que los demás decidan hacer” (Juan 15:9).

Bajo valor personal. “El hecho de que alguien piense que no tengo valor no significa que todo mundo piensa lo mismo. Dios ya ha establecido mi valía y esa es la razón por la que él me tiene en gran estima” (Lucas 12:6–7).

Complejo de inferioridad. “El hecho de que alguien me haya rechazado no significa que deba dejar de amarme a mí mismo. Dios siempre me ha amado y puedo con ar en su amor incondicional” (1 Juan 4:16).

Conducta negativa. “El hecho de que alguien me haya rechazado no significa que puedo hacer lo incorrecto. Dios me ha dado la fortaleza para hacer lo bueno. ¡El pecado no se enseñoreará de mí” (Génesis 4:7).                      


PASAJE CLAVE PARA LEER Y MEDITAR

Romanos 8:28-39

Versículo clave para memorizar

“Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides”. (Deuteronomio 31:8)


Usted es aceptado a pesar de que se sienta rechazado

Admita el rechazo del pasado y el dolor que le ha causado (Lamentaciones 3:19–23).

Clame a Dios, y reciba su amor incondicional y aceptación total (Isaías 54:10).

Escoja perdonar a aquellos que lo han rechazado (Colosenses 3:13).

Proteja su mente con la palabra de Dios y permita que ésta forme nuevos patrones de pensamiento (Romanos 12:2).            

Tome tiempo para agradecer a Dios por lo que ha aprendido a través del rechazo. Esto lo puede acercar más a él (Salmos 119:71).

Anime a otras personas. Esto le ayudará a aumentar su valor personal (Hebreos 3:13)

Descanse en el poder de Cristo que está presente en su vida (Filipenses 4:13).

Observe y acepte que el rechazo es parte normal de vivir en un mundo caído. (1 Pedro 4:12–14).

 

Preguntas para considerar

  1. ¿Se ha sentido rechazado por un ser querido? ¿Cuáles son las causas por las que se ha sentido rechazado?
  2. Ore al Señor, reciba su amor incondicional. Anote un versículo que hable del amor de Dios hacia usted, ¿cómo ha visto el amor de Dios en su vida? Dios suplirá todas sus necesidades emocionales y podrá sobreponerse al rechazo.
  3. La persona que le ha rechazado tiene carencias emocionales. Tome un tiempo para orar por él o ella.
  4. Memorice un versículo mencionado en este artículo que le ayude a proteger su mente cuando malos pensamientos sobre el rechazo vengan a su mente.
  5. Ahora analice su vida ¿Ha actuado mal como consecuencia del rechazo que ha sentido? Pida perdón, recuerde Dios le da la fortaleza para hacer lo bueno.

Las Referencias Rápidas de la Biblioteca de Claves Bíblicas para Consejería de Hope For The Heart proveen verdades bíblicas concisas para los problemas actuales.
Para mayor información sobre este tema pida la Clave Bíblica: “El rechazo: Sanando el corazón herido”.
Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite
www.hopefortheheart.orgwww.esperanzaparaelcorazon.org / P.O. Box 7, Dallas, TX 75221
Nuestros representantes le atenderán con gusto. Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión. © Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados. © 2006 HOPE FOR THE HEART