La muerte

la última puerta

“¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?” (1 Corintios 15:55)

¿Recuerda cuando cursaba la escuela primaria y “vivía” para el día en que llegara al bachillerato? En la escuela secundaria anhelaba de corazón gozar de la libertad e independencia de la vida universitaria, de un trabajo de tiempo completo y de cuando fuera dueño y señor de su propio hogar.

Cualquiera que sea la etapa actual de su vida, parece que siempre nos acompaña la nube del descontento, algo que nos impide alcanzar nuestros más profundos deseos. De hecho, tal experiencia es común a todos los seres humanos, pues Dios nos creó con la necesidad de encontrar nuestra total satisfacción sólo por medio de una relación personal con él.

Podemos comenzar a disfrutar de ella hoy mismo, pero la puerta final a nuestro destino eterno se abre por medio de la muerte y sólo en el cielo encontraremos satisfacción a los más insondables anhelos de nuestro corazón.

“Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin”. (Eclesiastés 3:11)

 

“Mi esposo murió el año pasado y cuanto más se acerca la fecha del aniversario de su muerte, me siento más triste. ¿Hay algo que yo pueda hacer para evitar que este dolor me consuma?”

El aniversario por la muerte de un ser querido es un tiempo muy sensible para usted, pero hay maneras de recordarlo sin sentir que se hunde en el mar del dolor. Planifique con anticipación qué hará en ese tiempo y cómo puede honrar el recuerdo de su ser querido.

  • Planifique una salida con un amigo o amiga especial para usted cerca del día del aniversario luctuoso.
  • Asista a un seminario o taller cristiano para ayudarle a centrar su mente en el Señor y en su palabra sanadora.
  • Asista a un evento social para que no se encuentre a solas.
  • Invite a miembros cercanos de su familia a una comida especial donde puedan compartir los recuerdos más preciados para ustedes.
  • Déle a sus seres queridos un recuerdo especial en honor a su cónyuge fallecido (un poema, una foto, o algo que le haya pertenecido).
  • Inicie un proyecto para honrar su vida.

“Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajo, porque sus obras con ellos siguen”. (Apocalipsis 14:13)

las necesidades del moribundo

Tener fe y confianza plenas en su médico de cabecera y en el personal del hospital que lo va a cuidar

Saber que sus seres más queridos lo aman y se preocupan por él, aunque esté pronto a dejarlos

Estar seguro de que los que dependen de él podrán cubrir sus necesidades cuando ya no esté con ellos

Comprender sus propias necesidades emocionales al enfrentar la muerte

Aplicar los recursos de su vida moral y espiritual así como su fe         

Morir con dignidad

preguntas que la gente se hace cuando enfrenta la muerte

  • ¿Le intereso a alguien?
  • ¿Seré abandonado?
  • ¿Qué me va a pasar?
  • ¿Qué me pasará después de la muerte?

“Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían”. (Nahum 1:7)

Lo que los moribundos deben saber acerca de Dios

Dios está presente. . .

  • escuchando el gemido de su corazón
  • ejerciendo control soberano sobre su vida
  • recordando sus debilidades
  • realizando sus propósitos divinos a través de las circunstancias
  • dándole fe para vivir (y morir)
  • ayudándole a caminar con pasos firmes y pisadas seguras

Conozca los derechos de los moribundos

Al morir, la persona necesita. . .

  • Que le digan la verdad acerca de su enfermedad incurable y que está muriendo
  • Morir con dignidad. Permitir que su cuerpo moribundo siga su curso natural
  • Decidir cómo quiere vivir sus últimos días. Qué hará y a quién quiere ver
  • Estar a solas y con su familia, pero también prepararse para cortar los lazos con este mundo; tener tiempo de despedirse
  • Expresar con honestidad sus sentimientos y deseos. Hacer los últimos arreglos con sus seres queridos para su funeral o servicio memorial

“El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará”. (Mateo 10:39)


PASAJE CLAVE PARA LEER Y MEDITAR

1 Corintios 15

 

Versículo clave para memorizar

“Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá”. (Juan 11:25)


cómo reaccionar cuando sobreviene una muerte

Dése por enterado del deceso inmediatamente (llame por teléfono o haga una visita personal).

Ore por la familia y amigos (en público y en privado).

Sea cariñoso (dé un abrazo cálido o apretón de manos).

Adáptese a las necesidades de comunicación del deudo (escuche, ría, llore, afirme sus sentimientos).

Sea genuino. (No use respuestas de cliché.)

Esté listo para ayudar en los detalles.

  • Llame al abogado de la familia.
  • Busque el testamento.
  • Tramite el certificado de defunción. (El tiempo varía, pero puede tomar hasta seis semanas.)
  • Llame a la compañía de seguros.                    
  • Investigue dónde están todas las pólizas de seguros y cuentas de banco.    
  • Revise si hay algún fondo de retiro.
  • Póngase en contacto con la oficina del seguro social.

las cinco etapas del dolor

1. Negación... para evitar el dolor de la realidad (Job 8:20)

“Quizá los exámenes médicos están equivocados. Consultaré con otro doctor”.

2. Ira... expresa sus emociones con sinceridad (Job 10:1)

“Dios es injusto”.

3. Regateo... es un intento de cambiar la realidad (Job 13:20–21)

“Si tuviera suficiente fe, Dios haría un milagro y me sanaría”.

4. Depresión... sentido de desesperanza por el dolor y la pérdida (Job 7:16)

“Mi vida ha llegado a su fin. Ya no quiero vivir”.

5. Aceptación... recobrar una visión positiva de la vida (Job 42:5)

La aceptación (no es lo mismo que la resignación) confía en la gracia de Dios cada día. Este tipo de aceptación le permite moverse de ser “víctima” de la enfermedad a ser una persona victoriosa, un testimonio brillante de la suficiencia de Dios en un mundo que no lo conoce.

Preguntas para considerar

  1. ¿Se encuentra descontento en la etapa actual de su vida? ¿En quién puede encontrar su total satisfacción sin importar la etapa de su vida?
  2. ¿Cuáles son las necesidades de una persona que está pronta a morir? ¿Cómo puede ayudarle a satisfacerlas?
  3. Comparta con la persona moribunda todo lo que Dios hace y cómo está presente con él o ella en medio de esta situación. Puede tomar momentos para orar con esta persona cada vez que le visite.
  4. Lea “los derechos del moribundo” ¿Cuál de estos le hace falta aplicar con su amigo o familiar? ¿cómo puede hacerlo en una forma correcta y sensible?
  5. ¿Cómo reaccionar ante la muerte de una persona? Es un momento muy sensible y doloroso para la familia ¿cómo puede apoyarles?
  6. Existen 5 etapas del dolor, ¿En qué etapa se encuentra? ¿Qué necesita hacer para llegar a la aceptación? Pida ayuda a Dios, que Él sea su fortaleza.    

Las Referencias Rápidas de la Biblioteca de Claves Bíblicas para Consejería de Hope For The Heart proveen verdades bíblicas concisas para los problemas actuales.
Para mayor información sobre este tema pida la Clave Bíblica: “La muerte: La puerta a su destino eterno”.
Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite
www.hopefortheheart.orgwww.esperanzaparaelcorazon.org / P.O. Box 7, Dallas, TX 75221
Nuestros representantes le atenderán con gusto. Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión. © Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados. © 2006 HOPE FOR THE HEART