SpanishHorizontalTagline (6).jpg

Principios bíblicos para reducir el estrés y recobrar el equilibrio

Lección 3: Hay tres fuentes del estrés interno

Debido a que somos personas distintas, reaccionamos de maneras diferentes al estrés. Es importante reconocer los dos orígenes del estrés, interno y externo. Estrés interno es la carga de tensión mental y emocional no resuelto que tenemos en nosotros y que llevamos a nuevas situaciones de estrés en nuestra vida. Estrés externo se trata de luchas o reacciones de huida; están dirigidas a personas u objetos ajenos al estrés. Tendemos a pensar que la mayoría del estrés proviene de afuera de nosotros.  La verdad es que la mayoría de nuestro estrés viene de adentro de nosotros y puede ser más de la mitad de la presión total experimentada en una situación difícil. Las tres fuentes del estrés interno son:

1.   Expectativas poco realistas. Las expectativas son una causa común del estrés cuando no se realizan. Estas pueden referirse a Dios, nosotros mismos, otros, o a las situaciones.  

  • Espero que mi cónyuge me haga sentir mejor conmigo mismo.

  • Cuando termine _______________, tendré el tiempo que quiero y necesito para estar con mi familia.

2.    Actitudes destructivas. Las actitudes son patrones de hábito de pensar y sentir.  Pueden ser dirigidas hacia Dios, nosotros mismos, otros y situaciones. Por ejemplo,

  • Vivo como si yo tuviera que ganar el amor de Dios.

  • Al compararme con los demás, solo veo cuán corto quedo de mis expectativas.

Las actitudes destructivas con frecuencia son:

    • impuestas perpetuamente por nosotros mismos y muchas veces somos renuentes soltarlas;

    • contagiosas porque infectamos a otros con nuestras actitudes;

    • permanecen ocultos de nosotros mismos, ni siquiera estamos conscientes de ellas;

    • engañosas porque a veces pensamos que el problema es externo cuando nuestra actitud es el verdadero problema.  

Éxodo 3:10-4:17 es un buen estudio.

3.     Marcas (o áreas) dolorosas.  Son heridas emocionales que nunca han sanado.  Son como una herida abierta, sin cicatrizar a la que sólo una pequeña cantidad de presión puede causar mucho dolor.  Estas son:

  • Dolores/Aflicciones: Penas

  • Heridas: Temores

  • Resentimientos: Culpas

Nunca perdoné a mis padres por divorciarse y destruir nuestra vida familiar.

Todavía llevo las heridas que recibí del conflicto / la crítica / el fracaso en mi última iglesia.

Nosotros quizás no estamos conscientes de estas áreas dolorosas.  Sin cicatrizar, el dolor se multiplica. Estas áreas dolorosas pueden ser una terrible tensión interna, lo que hace difícil manejar el estrés externo.

Tarea de Aprendizaje

Examine su vida y anote las expectativas pocas realistas, actitudes destructivas o marcas dolorosas.

  1. Expectativas poco realistas:

  2. Actitudes destructivas:

  3. Marcas dolorosas:

  4. Explique el origen de estas expectativas, actitudes o marcas.