SpanishHorizontalTagline (6).jpg

Principios bíblicos para reducir el estrés y recobrar el equilibrio

Lección 4: La tensión interna distorsiona nuestra percepción

Todos los tipos de estrés interno interactúan entre sí de manera compleja. Cada uno afecta y es afectado por el otro.  

1. La situación:

Una situación en su vida que provoca el estrés es a menudo sólo una pequeña parte de su estrés total y desempeña un papel importante.

2. Tensión interna:

La tensión interna (expectativas no realistas, actitudes destructivas y marcas dolorosas) produce el estrés y si no estamos conciente de ella puede hacernos sentir que el estrés relacionado con una situación es peor de lo que realmente es.

3. Percepción distorcionada:

Además, los problemas se amplifican en nuestras mentes cuando los vemos a través de una percepción distorsionada, y reaccionamos, no a la realidad del problema, sino a una visión distorsionada del mismo. La percepción es compuesta de dos cosas. Primero, la forma por la cual  uno ve la situación misma, y segundo, el efecto de la tensión interna. Cuando uno no es consciente de estos dos elementos, y si son negativos, pueden distorcisionar su perspectiva y aumentar el estrés que uno experimenta. Cuando es así, la percepción opera como un lente negativo a través del cual vemos una situación o evento y amplía nuestro estrés total. Siempre tiene que evaluar si su percepción de un evento ha sido distorsionada y como resultado ha aumentado su nivel de estrés.

Situación + Tensión interna + Percepción distorcionada = Estrés total

Ejemplos Bíblicos: Moisés, Éxodo 3:10-4:13.

Tarea de Aprendizaje:

Como pareja, usen el diagrama arriba para identificar cómo estos factores están afectando el estrés total que ustedes están experimentando en una situación.

1. La situación

2. Tensión interna

3. Percepción

4. Su impacto sobre el estrés total