Cómo ser un mentor

ayuda para seguir en el camino

Cuando alguien se convierte al cristianismo, empieza a ser una nueva persona. Deja atrás su antigua manera de hacer las cosas y es transformado por el Espíritu de Dios que le ayuda a vivir ¡de una nueva manera! Sin embargo, la mayoría de nosotros tenemos que ayudar a los demás a entender cómo vivir la nueva vida que Dios ofrece.

El Señor reconoce que necesitamos ayuda para crecer. Un método que él utiliza es el discipulado o la enseñanza de unos a otros. Un mentor entra en función cuando como cristiano maduro entrena e instruye a los menos maduros.                    

¿Tiene usted una relación de mentor con alguien a quien está ayudando a crecer en su vida espiritual? ¿Le está usted ayudando a crecer en su nueva vida en Cristo? Cuando decidimos relacionarnos con los demás para ayudarles a crecer, estamos siguiendo el consejo de Pablo a Timoteo cuando dijo:

“Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros”. (2 Timoteo 2:2)

 

"¿qué son el discípulo y el mentor?"

  • Un discípulo es el que sigue las enseñanzas y entrenamiento de otro.
  • La palabra griega que se traduce como mentor es didaskalos, que significa “maestro”.
  • La palabra griega para discípulo es mathetes, que significa “aprendiz”.
    • El derivado math originalmente significaba “enseñar, aprender o discipular”.         
    • El discípulo entabla una relación con una persona de mayor conocimiento o madurez para crecer en conocimiento y discernimiento práctico y teórico.
    • El mathetes (aprendiz) de un carpintero aprende el oficio por el ejemplo y experiencia del maestro y siguiendo sus pasos.
    • La meta del mathetes (alumno) es ser como su maestro.

“El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro”. (Lucas 6:40)

lo que un mentor no debe hacer

  • No asuma el papel de Dios; usted es un ayudador, no el Espíritu Santo. (Juan 15:5) 
  • No se ciña a una estructura rígida; cada discípulo tiene diferentes necesidades. (1 Corintios 12:5)                        
  • No tenga demasiadas personas en un solo grupo; dos o cuatro son con las que tendrá oportunidad de compartir significativamente. (Lucas 6:12–13)
  • No sacrifique su tiempo devocional personal; usted necesita estar empapado del Señor antes de hablar de él. (Salmos 63:1)
  • No se haga emocionalmente dependiente de su discípulo; establezca un límite de tiempo y luego cíñase a él. (Juan 2:24–25)
  • No piense que es usted un fracaso si su discípulo falla; Jesús tuvo once discípulos que luchaban con su vida espiritual y uno se perdió por completo. Cada persona es responsable ante Dios. (Romanos 14:12)
  • No olvide ser mentor de sus propios hijos, después de Dios, su familia debe ser su prioridad. (1 Timoteo 3:4)

“Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo”. (1 Corintios 11:1)

los "diez mandamientos" del mentor

No. . .                        

...pondrás a tu discípulo por encima de tu relación con Dios      

...“tomarás el lugar de Dios” en la vida de tu discípulo       

...enseñarás a tu discípulo nada distinto a las Escrituras                        

...falles en reunirte regularmente con tu discípulo

...tomarás el lugar de “mamá” o “papá” en la vida de tu discípulo

...matarás o desanimarás el espíritu de tu discípulo

...descuidarás a tu familia o trabajo

...robarás el afecto de tu discípulo

...dejarás de ser sincero con tu discípulo en todo tiempo

...envidiarás el progreso de tu discípulo

(adaptado de Éxodo 20:3–17)

Descubra el gozo de discipular a otros

Demuestre con el ejemplo cómo se vive la vida cristiana.4 (1 Timoteo 4:12)

Escriba en detalle un plan razonable para lograr sus metas. (Proverbios 21:29)

Diseñe actividades desafiantes para incrementar la fe y confianza del discípulo. (Salmos 119:35–36)

Demuestre amor incondicional. (Juan 13:14–15)                         

Desarrolle una amistad íntima.5 (Proverbios 18:24)

Tenga discernimiento para detectar las necesidades de su discípulo y súplalas en lo posible. (Proverbios 14:21)

Decida orar diariamente por su discípulo. (1 Tesalonicenses 5:17)

Disfrute del gozo y crecimiento que usted experimentará invirtiendo en la vida de otra persona. (3 Juan 4)


PASAJE CLAVE PARA LEER Y MEDITAR

La carta de 2 Timoteo

 

VERSÍCULO CLAVE PARA MEMORIZAR

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. (Mateo 28:19)


pasos para encontrar un mentor espiritual

  • Escriba las áreas en las que el Señor le ha enseñado y entrenado. (Salmos 119:13–14)
  • Escriba sus fuerzas y las áreas en que necesita crecer (debilidades). (Salmos 139:23–24)
  • Pida a Dios que le conceda un mentor que esté dispuesto a crecer espiritualmente y a alimentar a otros. (2 Timoteo 2:2)
  • Pida al mentor un compromiso de doce semanas, ¡sea definido! (Lucas 14:28–30)
  • Defina el día y el lugar para reunirse semanalmente, ¡sea constante! (Eclesiastés 3:1)
  • Establezca metas en las que ambos puedan trabajar, identifique sus necesidades y deseos. (Efesios 5:15–16)
  • Hagan una evaluación a los tres meses para ver si hay interés de seguir adelante o si deciden terminar las reuniones. Debe verse el progreso en ese período de tiempo. (Hebreos 10:36)

PREGUNTAS PARA CONSIDERAR

  1. Está mentoreando a alguien para ayudarle en su vida espiritual o es discípulo de alguien con quien está creciendo espiritualmente?

  2. Si aún no está siendo mentoreado por nadie, realice los “pasos para encontrar un mentor espiritual”, ¿hay alguna persona que le ha venido a la mente? ore para que Dios le muestre a la persona indicada.

  3. Su testimonio es realmente importante para su discípulo, debe mantener congruencia entre lo que enseña y lo que vive. Tome un momento para pedir ayuda a Dios para que siga transformando su vida y pueda impactar la de su discípulo.

  4. ¿Qué consejos ha aprendido de “el gozo de discipular a otros” y cuáles llevará a cabo de ahora en adelante?

  5. Si mentorea a alguien lea atentamente los puntos “Lo que un mentor no debe hacer” ¿ha estado fallando en alguno de ellos? Tome un tiempo para analizar y ver qué puede hacer si ha estado haciendo algo que no debería.

Las Referencias Rápidas de la Biblioteca de Claves Bíblicas para Consejería de Hope For The Heart proveen verdades bíblicas concisas para los problemas actuales.
Para mayor información sobre este tema pida la Clave Bíblica:
Cómo ser un mentor: ¿Está pastoreando a las ovejas?.”
Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite
www.hopefortheheart.org / www.esperanzaparaelcorazon.org / P.O. Box 7, Dallas, TX 75221
Nuestros representantes le atenderán con gusto.
Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión . ©  Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados. © 2006 HOPE FOR THE HEART