Cómo influir en su comunidad

Principio clave 1: La iglesia y la familia

Reflexión 5: Aplicación / proyecto de familia

Ahora es el momento para evaluar cómo tú y tu familia son parte de una familia más grande – el cuerpo de Cristo. Considera, con mucha oración, cómo la Palabra de Dios se puede aplicar a tu familia y a tu iglesia.

En la sección de aplicación al final de cada capítulo, puede que le resulte útil hablar con su cónyuge sobre lo que ha escrito y tal vez hablar con otros miembros de su familia.

25. Escriba una breve exposición de lo que cree que son las dos o tres razones principales de por qué la Iglesia es importante para usted y para su familia.

 

 

26. Con oración, revise sus respuestas en este capítulo. Anote aquí las maneras específicas en las que usted y su familia están convencidos de que deben trabajar para mejorar la relación con su iglesia local o con otros cristianos.

 

    

¿Cómo y cuándo van a poner esto en práctica?

 

Proyectos familiares sugeridos

Este proyecto, y los que están escritos al final de los capítulos posteriores, pueden ser un ejercicio valioso para poner en práctica los principios bíblicos que han estudiado en este capítulo. Al leer las instrucciones para los proyectos, piense en formas creativas para que sean significativos y agradables para cada miembro de su familia. Planee para incluir a todos los hijos que tienen una edad suficiente para disfrutar del tiempo con usted. Si sus hijos son mayores, deje tiempo para una discusión más profunda de los pensamientos y las preguntas que puedan tener, y permita que le ayuden a planear el proyecto.

a. Emprenda una discusión alrededor de la mesa durante una comida, empezando con esta pregunta: “¿Por qué nuestra familia necesita la iglesia?” (Intente involucrar cada miembro de la familia)

 

b. Haga una lista de las maneras en que su familia está involucrada en su iglesia local. A continuación, en la escala de la línea de abajo, marque el lugar que refleja la medida de la participación de su familia en la iglesia. Asegúrese de registrar también las opiniones de su cónyuge y de los hijos.

Si las marcas están en el lado de “Poca participación”, haga una lista de posibles necesidades en la iglesia que su familia podría ayudar a suplir.
 

 

¿Quién es la persona adecuada en su iglesia para contactar acerca de ayudar a llenar esta necesidad, y cuando va a ponerse en contacto con él?

 

Si su familia está demasiada involucrada, considera todas las actividades y responsabilidades que tienen ahora. ¿Cuáles son los más importantes?

 

 

¿Cuál de esas actividades podrían dejar de hacer o dejar a los demás miembros, con el fin de permitirte hacer un mejor trabajo en sus responsabilidades más importantes y para pasar más tiempo juntos como una familia? Recuerde que entregar algunas responsabilidades puede proporcionar oportunidades importantes para que otros puedan aumentar su participación.

 

 

© Derechos reservados. Usado por permiso de NavPress. Escrito por Los Navegantes© 1980, www.navpress.com