Conflictos: su impacto y resolución

12. Establecer una cultura de paz

Las iglesias donde no hay entrenamiento en la resolución de sus conflictos son caracterizadas por el chisme, relaciones rotas, el divorcio, y un cambio constante de miembros (unos abandonando la iglesia, otros entrando – para salir luego). Y peor que eso, no tiene la habilidad de dar testimonio eficaz del amor reconciliador de Jesucristo, y su perdón.

Hay 5 niveles de crecimiento al desarrollar una cultura de paz en una iglesia:

1. Una cultura de incredulidad: La gente carece de formación práctica en la resolución de conflictos, y dudan de que la iglesia pueda hacer mucho para ayudar a resolver sus diferencias. Esta iglesia es como un árbol al que le falta algo de su fruto más dulce.

2. Una Cultura de Fe: La gente comienza a comprender los órdenes y las promesas de Dios para establecer la paz, y empiezan a creer que Sus valores y procesos pueden funcionar en la cultura actual. Esta iglesia es como el florecimiento de un árbol en la primavera.

3. Una cultura de transformación: La gente quiere dejar las prácticas del mundo para resolver los conflictos, y está tomando medidas para aprender cómo responder a los conflictos en forma bíblica. Esta iglesia es como un árbol que está siendo podado y cultivado para una mayor productividad.

4. Una cultura de paz: La gente está ansiosa y capaz de resolver los conflictos y reconciliar las relaciones de una manera que refleje claramente el amor y el poder de Jesucristo. Esta iglesia es como un árbol que produce una rica cosecha.

5. Una Cultura de multiplicación: La gente goza de la expansión del reino de Dios en mostrar a otras personas e iglesias que ellos también pueden ser pacificadores. Esta iglesia es como un árbol que se está reproduciendo mediante la difusión de su semilla.

as Características de una Cultura de Paz

  • Visión: La iglesia está ansiosa a dar gloria a Dios por demostrar el amor reconciliador y el perdón de Jesucristo, y por lo tanto ve el proceso de hacer la paz como una parte esencial de la vida cristiana (ver Lucas 6:27-36; Juan 13:35; 1 Cor. 10:31; Col. 3:12-14).

  • Formación: La iglesia sabe que el proceso de hacer la paz no es algo natural, por lo que se entrena intencionalmente, tanto a sus líderes como sus miembros para responder a los conflictos bíblicamente en todos los ámbitos de la vida (ver Gálatas 5:19-21; Lucas 6:40; Ef. 4:24-26; 1 Tim. 4:15-16; Tito 2:1-10).

  • Ayuda: Cuando los miembros no pueden resolver los conflictos de forma privada, la iglesia les ayuda a través de la ayuda de los mismos miembros - reconciliadores capacitados - incluso cuando los conflictos implican asuntos financieras, de empleo, o cuestiones legales (ver Mat. 18:16; Romanos 15:14; 1 Cor. 6:1-8; Gál. 6:1-2; Col. 3:16).

  • Perseverancia: Así como Dios nos persigue, la iglesia trabaja arduamente a largo plazo para restaurar las relaciones rotas, especialmente cuando un matrimonio está en juego, e incluso cuando están involucrados con casos en el sistema judicial (ver Mateo 18:12-16; Rom. 12:18; Ef. 4:1-3; Mateo 19:1-9).

  • Responsabilidad: Si los miembros se niegan a escuchar a la corrección privada, los líderes de la iglesia se involucran directamente para obligar a sus miembros responder a la Escritura, y para promover el arrepentimiento, la justicia y el perdón. (Ver Proverbios 3:11-12; Mateo 18:15-20; 1 Cor. 5:1-5; Santiago 5:19-20).

  • Restauración: Deseando imitar la misericordia y gracia increíbles de Dios, la iglesia con mucho gusto perdona y restaura los miembros que realmente se han arrepentido de los pecados graves y vergonzosos (ver Mat. 18:21-35; Ef. 4:32; 2 Cor. 2:5-11).

  • Estabilidad: Dado que las relaciones son valoradas y protegidas, los líderes sirven fructíferamente año tras año, y los miembros ven a la iglesia como su hogar a largo plazo. (Ver 1 Tim. 4:5; Heb. 10:25).

  • Testimonio: Los miembros están equipados y animados a practicar la paz tan abiertamente en su vida diaria que los demás se darán cuenta, preguntarán por qué lo hacen, y escucharán del amor de Cristo (ver Mateo 5:9; Juan 13:34-35, 17:20-23; 1 Pedro 2:12, 3:15-16).

Ejercicio de aprendizaje

  • ¿Considera que su iglesia cultiva una cultura de paz? ¿Por qué?

 

  • Según la escalera de abajo, ¿en cuál etapa estaría su iglesia?

1. Una cultura de multiplicación

2. Una cultura de paz

3. Una cultura de transformación

4. Una cultura de fe

5. Una cultura de incredulidad

  • En su propia vida, ¿considera que su actitud es de paz, o más bien, una de exigencia, soberbia o agresión?  

 

  • ¿Qué podría hacer para alinear sus actitudes a las de Jesús?