Conflictos: su impacto y resolución

2. El impacto de los conflictos no resueltos - parte 2

El efecto del conflicto en las relaciones

Áreas afectadas:

  • Nuestra relación con Dios – por resistir su dirección, o guardar una actitud no correcta
  • Nuestra relación con individuos – rompe la comunión, fraternidad o cariño
  • Nuestra relación con la iglesia – relaciones rotas con individuos; el sospecho y odio; no poder servir con ciertas personas
  • Nuestro propio ser interno

Los daños personales en los que mantienen el conflicto

  • Produce efectos dañinos en la salud: tensión alta, úlceras, insomnio, etc.
  • Produce el al auto-engaño: pensar que todo va bien espiritualmente cuando no es cierto.
  • Se retarda el crecimiento y la madurez espiritual
  • Romper las relaciones causa heridas y cicatrices que dañan el espíritu de uno.

Trabajo personal

Piense si mantiene un conflicto con alguien, o si tuvo un conflicto recientemente.

  • ¿Cómo afecta su relación con esa persona, con su cónyuge, familia, la iglesia, y con Dios?

 

 

  • ¿Qué daños pueden ocurrir si no lo resuelve pronto?

 

 

  • ¿Qué pasos puede tomar para resolverlo?

 

Señales de conflictos no-resueltos

  • Relaciones rotas
  • El chisme y la calumnia pueden envenenar las relaciones – y tienen su raíz en un conflicto no resuelto
  • Conflicto familiar prolongado puede conducir al divorcio entre esposos, alejamiento en los hijos y la rebeldía o a la amargura.
  • Produce tensiones no resueltas en equipos, congregaciones comités, etc.
  • La falta de acuerdo en los comités puede paralizar los ministerios necesarios en la iglesia, y la unidad de espíritu.
  • Las disputas entre los hermanos pueden resultar en la pérdida de la comunión en la iglesia.
  • “Combinado con el orgullo, puede producir el sentimiento de auto-justicia y manifestarse en la crítica a los demás.” Eric Rood en la revista "Liderazgo"

La degeneración en las relaciones en un conflicto prolongado, el conflicto que no se maneja de forma constructiva, tiende a empeorarse en gran manera.

  • En la resolución de un problema en que las dos partes no están de acuerdo, puede producir problemas ocultos en las personas involucradas. (un arreglo impuesto por un tercero)
  • Pasa de desacuerdo al antagonismo personal; la persona en sí es vista como el problema.
  • El desacuerdo sobre un problema se amplía a un desacuerdo en general de la persona, causando problemas en muchas áreas.
  • Pasa a hablar con otras personas acerca de la persona en conflicto, y no hablar directamente a esa persona, y así involucra a una tercera persona en el conflicto, no como un mediador para ayudar a resolver el conflicto, pero en un esfuerzo por conseguir un apoyo a su lado.
  • Produce una reacción emocional escalado - ojo por ojo diente por diente...
  • El antagonismo crece hacia un ambiente de hostilidad.
  • Causa polarización - un cambio en la organización social (ruptura de la amistad, el divorcio, la división de la iglesia, etc.)
  • En cuanto más lejos del conflicto original pasan las personas por estas etapas, hay menos confianza, la comunicación menos precisa y menos contacto directo, y hasta la violencia.