Esposos y esposas

Principio clave 4: Resolviendo conflictos

Guía para sesión 4

Objetivo

Analizar las fuentes usuales de conflictos en nuestros matrimonios y aprender cómo resolver los conflictos eficazmente aplicando los principios de la Escritura.

Resumen

  • Fuentes de conflicto
  • Resolviendo los conflictos
  • Aplicación

 

Estas preguntas pueden promover la mejor discusión en grupo: 2, 5, 6, 7, 8, 9, 13, 14, 17, 18, 19 y 20. La pregunta 21 es una pregunta de aplicación.

El material en los “Cuatro No” en “Resolviendo los conflictos” y el proyecto familiar sugerido, puede ser leído en voz alta y discutido en tu grupo.

Especialmente si parece obvio que algunos miembros del grupo están experimentando dificultades en resolver conflictos maritales, tú puedes subrayar en tu discusión que esos conflictos son normales en las relaciones humanas, que para resolverlos se requiere un compromiso y esfuerzo mutuo, y que la reconciliación bíblica es de crucial importancia.

Para discusión adicional

Preguntas 1-4: Las Escrituras mencionan muchas fuentes potenciales de conflicto. ¿Cuáles sientes que son las fuentes de conflicto más comunes en la actualidad?

Pregunta 1: Da ejemplos de cómo cada una de las siguientes situaciones pueden ser causas de conflictos: Diferencias en la fuerza de nuestra fe; deficiencias por aquellos que son débiles; y la tendencia a ser ambicioso y engreído.

Pregunta 3: ¿Cómo puede ser controlado el egoísmo?

Pregunta 6: ¿Cuáles son algunas formas en las que tendemos a mostrar nuestros juicios de otros?

Pregunta 7: ¿Quién es la persona clave en la solución de los conflictos?

Pregunta 9: A menudo es difícil para un esposo o esposa iniciar una discusión sobre un conflicto que estén teniendo. ¿Qué ideas puedes sugerir para hacer más fácil comenzar con tal conversación? Pregunta 10-13: ¿Por qué nuestra relación con Dios se ve tan afectada por nuestra relación de uno con el otro?

Pregunta 14: ¿Cómo somos tentados en ocasiones a “deleitarnos en la maldad” en lugar de “regocijarnos con la verdad”?

Pregunta 15: ¿Cómo somos tentados a racionalizar nuestros pecados?

Pregunta 18: ¿Debemos ser ilimitados en nuestro perdón? ¿Por qué sí y por qué no?

© Derechos reservados. Usado por permiso de NavPress. Escrito por Los Navegantes© 1980, www.navpress.com