Cómo experimentar la belleza de la intimidad matrimonial

Capítulo 13: El impacto de la expectativas sobre la relación matrimonial

Hay que reconocer el abismo entre las expectativas y la realidad

Sus expectativas ←  EL ABISMO   →   La realidad

El abismo es su nivel de estrés y frustración. Cuanto más grande sea al abismo, mayor será el nivel de estrés que tenga.

Toda persona que se casa, entra a la relación matrimonial con ciertas expectativas. Estas expectativas vienen de muchas fuentes, incluyendo a los padres, la sociedad, los libros, los oradores públicos y nuestras propias ideas. Es muy importante tomar el tiempo para averiguar cuáles expectativas eran y cuáles existen aún, cuáles  son realistas, cuáles se pueden alcanzar en su matrimonio, y cómo manejarlos cuando las cosas no salen según lo planeado. La palabra esperanza lleva consigo la actitud de la esperanza. La esperanza se ha definido como <la anticipación de algo bueno>. La esperanza es necesaria, ya que nos motiva y, a menudo nos sostiene.

Tarea de aprendizaje

Evalúe sus expectativas y la realidad:

El siguiente ejercicio llevará algo de tiempo y reflexión de su parte. Piense en las expectativas que tiene de su cónyuge. Pueden ser simples o elaborados.

Por ejemplo, un marido puede esperar que su esposa:

  1. esté en la puerta cuando llega a casa
  2. esté siempre en casa y nunca trabajar
  3. tenga relaciones sexuales con él cada vez que lo desee.

Una esposa puede esperar que su marido:

  1. vaya a casa de sus padres con ella cada vez que ella vaya
  2. sea el líder espiritual en su hogar
  3. pase los sábados en casa y no salga de casa
  • Enumere sus expectativas ahora en la tabla abajo, pero no las discuta con su cónyuge aún. Después va a utilizar las columnas a la derecha cuando haya terminado de hacer su lista.
  • Ahora tome unos minutos para reflexionar sobre sus expectativas para determinar si son <factibles>, <difíciles de cumplir> o <imposibles de  cumplir>, y el por qué detrás de su respuesta.  Luego, coloca la letra que corresponde en cada caso en la tabla de arriba.

F - Factible        D - Difícil, pero no imposible      I - imposible (no realista)

  • ¿Qué dicen sus respuestas sobre su persona?

 

  • Ahora enumere diez expectativas que usted cree que su pareja tiene para usted en el matrimonio, y escríbalos abajo.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

  • Cuando no se cumplen nuestras expectativas, esperanzas o sueños, experimentamos decepción o desilusión. Enumere tres de las experiencias más desilusionantes de su vida, y luego indique lo que hizo o cómo manejó la desilusión.

1.

2.

3.

  • Ahora vuelva a su lista de expectativas para su cónyuge (la primera tabla). Tome cada expectativa y, en una hoja de papel, escriba una o dos frases que indican cómo se ve afectada la relación matrimonial cuando esta expectativa no se cumple.

  • Ahora tome esta lista de expectativas (la primera tabla) y compártala con su pareja. Tome la lista de su pareja y léala usted mismo. Al leer cada una de las expectativas de su pareja, coloque una marca de verificación en la columna correspondiente: F significa < factible>; cree que la expectativa es muy fácil de cumplir. D significa <difícil>, porque toma un poco de trabajo duro y sudor, pero se puede hacer. I significa <imposible>, cree que la expectativa es imposible de cumplir o poco realista.

  • Cuando los dos hayan completado las evaluaciones de las expectativas, devuélvanlas y pasen algún tiempo discutiéndolas.

Tarea de aprendizaje

Escriba un párrafo que indica lo que personalmente está haciendo para que su matrimonio dure y que llegue a ser lo que usted espera que sea. Cuando usted y su cónyuge hayan hecho esto, compartan sus párrafos.