Cómo experimentar la belleza de la intimidad matrimonial

Capítulo 3: Cómo conectar espiritualmente con su amado

¡Liberar a su cónyuge de esta responsabilidad!

Dígale a su pareja que su humor, sus emociones, sus palabras y sus reacciones ya no son responsabilidad de él o ella. Usted ya no va a culpar a él/ella por los defectos suyos ni lo va a hacer responsable de su caminar espiritual.

¡Aceptar esta responsabilidad a nivel personal!

Asuma la responsabilidad. Súbase a la tarima, empiece su caminar de fe y manténgalo en primer lugar por su propio bien.

¡Buscar ayuda!

Usted es responsable por su vida, pero puede pedirle a su cónyuge que le ayude. ¿Cómo puede ayudarle? Hay varias maneras en que pueden ayudarse mutuamente:

  1. Oren el uno por el otro todos los días.

  2. Oren  juntos todos los días.

  3. Lean un libro juntos, pero a horas diferentes y en lugares diferentes. Aprovechen las cenas o las salidas para hablar sobre lo que están aprendiendo.

  4. Escriban  una constitución espiritual o un contrato familiar en donde aparecen los dos compromisos de este capítulo. Fírmenlo juntos. Pueden pedirle también a un hermano o un pastor que lo firme con ambos.

  5. Vea “Cómo conectar a su pareja espiritualmente” en el apéndice para otras sugerencias.

La espiritualidad produce una relación sexual íntima

La relación sexual  es mucho más que un acto físico. Es una experiencia emocional y espiritual. Gina Ogden, terapeuta sexual e investigadora de la Universidad de Harvard, es la autora del libro Las mujeres que aman el sexo. Actualmente está estudiando la relación entre las mujeres, el sexo y la espiritualidad. Ella dice: «La clave para una satisfacción más profunda es conectar la sexualidad con la espiritualidad». En otras palabras, la sexualidad y la espiritualidad van juntas. Las mujeres que se sintieron más satisfechas en el área sexual eran también las mujeres más espirituales. Cuando uno pasa por alto la dimensión espiritual que es parte natural del sexo, se pierde parte del placer.

¿Por qué las parejas casadas disfrutan más del sexo que otras parejas? En una palabra, la respuesta es el compromiso. Y el compromiso espiritual profundiza mucho más la relación sexual.

Resumen

  1. Renuncie a la expectativa de que su cónyuge vaya a suplir todas sus necesidades.
  2. Esfuércese por buscar la plenitud en Dios.
  3. Asuma el cien por ciento de la responsabilidad por su propio caminar espiritual.
  4. Haga a Dios, no a su cónyuge, el centro de su vida.
  5. Recuerde que la felicidad real, el verdadero gozo se basa en su relación individual con Dios