Cómo experimentar la belleza de la intimidad matrimonial

Capítulo 7: Mejorar la comunicación - parte 2

7. Escuche lentamente – Santiago 1:19; Prov. 29:20

  • Escuche hasta que entienda.
  • Sea lento para hablar.
  • Sea lento para airarse.

8.  Concéntrese en los sentimientos, no en los problemas.

  • Hay que recordar que «El problema rara vez es el problema.» La falla más grande es la inhabilidad a llegar a un nivel de comunicación adecuado.

  • ¿Cuándo fue la última vez que le hicieron un examen del corazón? No un examen médico, sino un examen espiritual. Como lo mencionamos anteriormente, la Biblia nos instruye: «Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él brotan los manantiales de la vida» (Proverbios 4:23).

  • Hasta que nos demos cuenta de que nuestro corazón guía nuestras reacciones hacia nuestro cónyuge, no entenderemos la verdadera fuente de nuestros problemas.

  • La fuente de las palabras agresivas y destructivas es generada por los dolores en la vida de la persona que las dice y tiene poco que ver con usted. Entonces en vez de tomar sus palabras literalmente, o peor, tomarlas como ataques personales, trate de discernir lo que es la causa verdadera de su disgusto. Haga esto al notar sus expresiones faciales y al percibir el tono y los sentimientos detrás de las palabras. Las palabras dicen más de la persona que las pronuncia que de aquella que las escucha.

  • Hay que recordar que todo lo relacionado con usted, lo que la gente ve en el exterior, es solo un reflejo de lo que sucede en su corazón. La Palabra nos dice en Proverbios 27:19 dice: «En el agua se refleja el rostro, y en el corazón se refleja la persona». Y Proverbios 23:7 dice: «Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él» (Reina Valera).

Tarea de aprendizaje

Conteste las siguientes preguntas:

  • A la luz de estos principios, ¿Qué descubrimientos le esperan en su matrimonio?

 

  • ¿Cuál ha sido el motivo de los pleitos y los desacuerdos en su relación matrimonial?

 

 

  • ¿Es posible que en ese tema en particular nunca hayan pasado más allá del nivel tres de la comunicación? ¿Por qué sí o no?

 

9.   Sepa cuándo no hablar – Prov. 13:3; 26:20; 12:16. En vez de agregar más leña al fuego, agrega el bálsamo de escuchar y ser compasivo. Proverbios 26:20 dice: «Sin leña se apaga el fuego». El mismo principio se aplica a la negatividad de nuestras relaciones. Asimismo la Biblia dice: «El necio muestra enseguida su enojo.» (Proverbios 12:16).

10.  Utilice pocas palabras. Cuando sea apropiado hablar sobre un problema, utilice siempre pocas palabras. Recuerde que menos es más. Proverbios 10:19 dice: «En las muchas palabras, la transgresión es inevitable, más el que refrena sus labios es prudente.». Debe elegir las palabras con cuidado, lo que naturalmente hará que utilicemos menos. Sea creativo. La Biblia dice: «En las muchas palabras no falta pecado» (Proverbios 10:19).

11.  Escoja las palabras adecuadas. Proverbios dice: «Panal de miel son las palabras amables: endulzan la vida y dan salud al cuerpo» (Proverbios 16:24). Nuestras palabras deben ser utilizadas para edificarnos mutuamente. ¿Quiere que su relación sea dulce? ¿Deseable? ¿Agradable? Entonces, elija las palabras adecuadas.

Tarea de aprendizaje

  • No hay nada más difícil de controlar que la lengua.  Algunos dicen que hay que contar hasta diez.  ¿Qué estrategia podría usted implementar para ayudarle a frenar la lengua y escoger cuidadosamente sus palabras?

 

 

  • En la próxima semana, use el Salmo 141:3 como una oración diaria: “Pon guarda a mi boca, oh Jehová; Guarda la puerta de mis labios.”

 

Resumen

  1. La mejor comunicación de su vida empieza cuando su deseo de entender a su cónyuge es mayor que su deseo de ser entendido.
  2. Es en los tres niveles más profundos de la comunicación: sentimientos, deseos y creencias, donde la verdadera comunicación se da.
  3. Las personas que saben escuchar leen el lenguaje corporal, repiten lo que la otra persona dijo y expresó emocionalmente en otras palabras, utilizan señales motivadoras y mantienen el contacto visual.
  4. Pase más tiempo escuchando que hablando. Trate de escuchar hasta que entienda.
  5. Sepa cuándo no hablar. Algunas veces el silencio es saludable.
  6. Cuando debe hablar, aprenda a utilizar las palabras adecuadas. Las palabras cariñosas pueden cambiar el ambiente de la relación.

Tarea de aprendizaje

  • En su matrimonio ¿quién habla más y quien escucha más?

 

  • ¿Cuando usted está escuchando, está realmente esforzándose para entender tanto el significado como el sentimiento de lo que está diciendo su pareja?

 

  • Con su pareja hagan un juego de rol demostrando lenguaje corporal que comunica un interés genuino, y en contraste, lenguaje corporal que comunica desinterés en lo que la persona esté diciendo.

 

  • ¿En cuál de estos puntos necesita trabajar más?

 

 

  • ¿Qué pasos específicos va a tomar para empezar a mejorar en este área de comunicación?