Padres e hijos

Principio clave 4: La responsabilidad de enseñar

Reflexión 3: tratar la tentación

Todos nosotros a menudo somos tentados a descuidar nuestras responsabilidades dadas por Dios y perseguir los deseos egoístas. Leemos en 1 Corintios 10:13 que estas tentaciones son "común al género humano." Pero la tentación puede ser tratada y superada. Para cumplir adecuadamente con sus responsabilidades a lo largo de la vida, los niños deben aprender los procesos para hacer frente a la tentación, pedir y recibir el perdón, y disfrutar de la victoria por medio de Cristo.

9. Resuma el proceso de la tentación y el pecado que se describe en Santiago 1:13-15.

                    

10. Lea 1 Corintios 10:12-13. Haga una lista de los principios importantes incluidos en este pasaje, en la forma en la que usted los explicaría a sus hijos.



 

11. Lea Génesis 3:1-6. ¿Qué evidencia ve usted sobre Adán y Eva siendo responsables por el pecado de comer del fruto prohibido?

 

12. Dios ha provisto un medio para la limpieza y restauración cuando pecamos. Lea 1 Juan 1:9 y 2:1-2. ¿Cómo se refieren estos pasajes a la ilustración presentada?

¿En qué puntos sería posible romper este ciclo y evitar el pecado?


                    

¿Cómo sería posible esta victoria?

 

 

¿Cómo podemos enseñar este principio a nuestros hijos?

 

 

© Derechos reservados. Usado por permiso de NavPress. Escrito por Los Navegantes© 1980, www.navpress.com