Padres e hijos

Principio clave 6: Planificación para el futuro

Reflexión 2: UN EJERCICIO EN LA PLANIFICACIÓN

La parte final de esta lección incluye una lista de algunas cualidades o actividades sugeridas que podrían ser puntos focales para el entrenamiento de un niño en sus diversas edades. No es una lista completa, pero puede estimular la reflexión acerca de cómo planificar para el crecimiento de sus hijos.                    

Observe que por cada edad los temas están divididos en cuatro categorías: mentales, físicas, espirituales y sociales. Estas categorías corresponden al patrón del crecimiento de la infancia de Jesucristo que se describe en Lucas 2:52.

Mantenga estos puntos en cuenta mientras completa este ejercicio:

  • Para enseñar alguna cualidad de carácter a sus hijos, debe tener la característica usted mismo. Mientras observa las necesidades en la vida de sus hijos, sea sensible para evaluar y mejorar su propia vida en las mismas áreas.

  • Puede que sus hijos resistan los intentos de usted por enseñar, al menos que sus metas y planes sean motivados por el amor. Ellos sentirán de inmediato si falta amor. Además, si sus metas y planes no se llevan a cabo, usted sentirá menos frustración y desánimo si su amor por la familia es fuerte.

  • Las relaciones entre familiares son más importantes que las metas aisladas o planes. Al final de cuentas, lo que uno es (la forma en que vive actualmente su vida) dejará una impresión más duradera en sus hijos que lo que intenta enseñarles.

11. Por cada uno de sus hijos, haga una lista de los temas más importantes (por lo menos dos o tres) en los que desea concentrarse en los próximos seis meses. Utilice los temas enumerados en la tabla al final de esta lección u otros que pueda pensar.

 

Desarrollar estas cualidades en la vida de sus hijos podría involucrar una variedad de actividades de su parte. Si usted cree que sus hijos deben desarrollar el hábito de tener un tiempo devocional personal, probablemente esto significará tener un tiempo devocional frecuente con ellos por lo menos por unos meses. Si usted cree que su hijo debe desarrollar la creatividad, es posible que necesite que lo introduzca a algunos medios para expresar la creatividad (la música o carpintería, por ejemplo), ejerciendo cuidado de ser sensible a sus capacidades e intereses.

Si ha seleccionado un tema para estudiar que es una sola palabra o una frase bíblica, utilice una concordancia para encontrar y estudiar las referencias bíblicas sobre el tema. A continuación, podría utilizar las directrices propuestas en Principio 5, Reflexion 3 para tener un tiempo devocional familiar enfocado en estos pasajes.

12. De su lista en la pregunta 11 arriba, seleccione al menos un tema para cada hijo y determine qué actividades debe emprender para entrenar a sus hijos en estas áreas.

 

13. ¿Cómo y cuándo va a llevar a cabo estas actividades?

 

Al fijar sus metas y hacer sus planes, recuerde hacerlos:

  • específicos - no vagos.
  • medibles - ¿Más tarde, puede mirar hacia atrás y decir: "Sí, se ha hecho" o "No, no lo ha hecho"?
  • alcanzable - ¿Se puede hacer?
  • realista - No asuma demasiado.
  • calendarizado - Programa un plazo razonable.

Temas seleccionados para el entrenamiento

6,2.png

© Derechos reservados. Usado por permiso de NavPress. Escrito por Los Navegantes© 1980, www.navpress.com